El Rolls-Royce Phantom se despide

rollsroycephantomzenith01.jpg
rollsroycephantomzenith01.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Pocas cosas pueden equipararse al Rolls-Royce Phantom en tamaño, precio y exclusividad: tan solo el Bentley Mulsanne o el Mercedes-Maybach Pullman; pero el gran sedán tiene ya 13 años en el mercado, por lo que la marca ha confirmado que cesará producción.

 

La firma de la doble “R” está trabajando en una nueva plataforma de aluminio para su siguiente buque insignia, la cual también deberá de sustentar a su próxima SUV.

 

Hablando de precio, tamaño y exclusividad, las variantes derivadas del sedán, es decir, el Coupé y el Convertible (Drophead), se hallan solas en el olimpo automotriz.

Piensen en las variantes más costosas y lujosas de vehículos de dos puertas y descapotables de la marca que sea que cuenten con una banca trasera; cualquiera que sea el nombre que hayan elegido, para enfrentarlos están el Wraith y el Dawn, sendos derivados del Ghost, el sedán de “entrada” de Rolls-Royce, dejando a sus hermanos mayores prácticamente sin rivales.

 

Quizá por ello se anuncia que no tendrán un sucesor cuando el sustituto del Phantom llegue al mercado; RR sabe que esto hará a los citados modelos piezas de colección, por lo que habrá una edición especial de despedida limitada a 50 unidades, la cual recibirá una denominación acorde al lugar que ocuparán: Zenith.

 

"Como su nombre promete, Zenith será el pináculo; lo mejor de su clase; la norma más alta posible con la cual todo lo demás será juzgado. Zenith será la suma de todas las mejores características de los Phantom Coupe y Drophead Coupe, con algunas sorpresas añadidas", señala Giles Taylor, jefe de diseño de Rolls-Royce.

 

Los modelos tendrán detalles como grabados láser y colores exclusivos. Torsten Müller-Ötvös, CEO de Rolls-Royce, dice que el próximo Phantom será “contemporáneo y hermoso, con tecnologías de vanguardia e innovaciones de diseño”, será más grande y, además del infaltable V12, tendrá una variante híbrida plug-in.

 

Los mejores vídeos