El Ford Shelby GT350R, con asientos traseros

fordmustangshelbygt350r201602.jpg
fordmustangshelbygt350r201602.jpg
Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).   Ford lanzó a la venta hace unos meses la versión más deportiva jamás creada sobre la base de un Mustang: el Shelby GT350.   El deportivo recibió el V8 atmosférico más potente desarrollado por la compañía, con 526 hp y 429 lb-pie, gracias en parte a su arreglo de cigüeñal plano, además de un manejo que nada tiene que envidiar a deportivos de más alcurnia, como pueden constatar en la prueba que le realizamos.   Solo existe algo mejor en la alineación de Ford –mientras llega el GT-, el GT350R, que recibe una dieta extrema al prescindir de equipo de sonido, aire acondicionado y el recubrimiento de cajuela, además de añadir rines de fibra de carbono.   ¿Qué más podría agregarse al GT350R? Ford ahora está ofreciendo un kit opcional, que consiste de una banca trasera con dos pequeños asientos (es un 2+2) bien equipados con cinturones de seguridad y la misma tapicería de alcántara y costuras contrastantes en rojo que podemos encontrar adelante, es decir, recupera los asientos que “pierde” contra el Mustang normal.   ¿La razón? Dave Pericak, director global de Ford Performance lo explica: "Siempre escuchamos los comentarios de los clientes, así que cuando muchos pidieron una segunda banca por su GT350R, actuamos rápidamente para que esté disponible".   No parece muy sensato el hecho de comprarse un Shelby GT350R si se necesitan dos asientos extra, pero para el que desee hipotecar su casa y tener un auto para todas las situaciones, incluyendo batir un récord de pista o llevar a los niños a la escuela, el kit de asientos traseros tendrá un costo –además del precio del auto, por supuesto- de 999 dólares (18,431 pesos) más gastos de instalación –en Estados Unidos-. Al cliente lo que pida.  
Los mejores vídeos