El DeLorean DMC-12 volvería el siguiente año

deloreandmc1205.jpg
deloreandmc1205.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Aprovechando su perfil futurista y su poca difusión –en ese entonces- entre las grandes masas, el DeLorean DMC-12 se volvió por mérito propio un protagonista más de la saga de películas “Volver al Futuro” y, por supuesto, un ícono pop que sigue vigente hasta nuestros días.

 

 

Lamentablemente, el éxito pareció llegar demasiado tarde para John DeLorean, quien a inicios de los setenta dejara la vicepresidencia de General Motors para fundar su propia compañía. Con diseño de Giorgetto Giugiaro e ingeniería de William T. Collins, presentó su primer prototipo en 1976; la producción, realizada en Irlanda del Norte, se retrasó hasta 1981, sosteniéndose un año, pues en 1982 la firma se declaraba en quiebra; sólo se ensamblaron alrededor de 9,000 unidades.

 

 

Los chasises de los autos no terminados, con puertas de alas de gaviota y elaborados en acero inoxidable que no requería pintura, así como las diversas piezas sobrantes y el nombre de la marca, fueron comprados por una empresa en Texas que terminó de armar algunas unidades y brindaba servicio de refacciones; ahora, cambios a la ley en Estados Unidos podrían traer de vuelta al icónico coupé.

 

 

A finales del año pasado, el Congreso de los Estados Unidos aprobó un proyecto de ley que permite a pequeños fabricantes producir un número limitado de réplicas de vehículos con 25 años o más de antigüedad, con lo que se libran de cumplir un montón de obligaciones para las firmas más grandes en cuestión de reciclaje de materiales o normas de seguridad; aunque todavía están obligados a cumplir con las normas ambientales, no parece que a muchos vaya a incomodarles usar un motor moderno en un chasis de estilo clásico.

 

 

Ahora, la DeLorean Motor Company of Texas sólo espera completar un equipo suficiente de proveedores para comenzar la producción; además del obvio cambio de motor, prometen tecnología moderna en cuestiones como transmisión y electrónica; al parecer, el impulsor elegido es un V6 de aspiración natural que producen “entre 300 y 400 hp”, quizá el punto negativo sea el precio, que al ser de muy baja producción rondará los 100,000 dólares, aunque parece que todo está listo para que el DeLorean complete su viaje al siglo XXI.

Nuestros destacados