El Corvette de motor central podría llegar en 2019

grandsport1.jpg
grandsport1.jpg

 

Por Edmundo Cano

 

De acuerdo con un reporte de Detroit News basado en “múltiples fuentes familiarizadas con los planes de la compañía”, Chevrolet podría estar ya en etapas avanzadas de desarrollo del muy rumorado Corvette de motor central, que podría llegar al mercado para principios de 2019. 
 
Según la información, Bob Lutz, quien se retiró siendo jefe global de desarrollo de productos de General Motors, señaló que ya se tenía la autorización para un Corvette de motor medio desde 2007, pero el programa se cortó de tajo luego de la bancarrota y control del gobierno de la compañía por la crisis del 2009. Sin embargo, hoy las finanzas de GM están mucho más sanas, por lo que los planes para desarrollar un “Vette” con corazón central se han activado de nuevo, esta vez de la mano de Mark Reuss, quien hoy ocupa el lugar que Lutz dejó vacante en el 2010.
 
El Corvette es uno de los nombres más longevos y con más tradición de Chevrolet, por lo que su conversión a configuración “mid-engine” seguramente irritará a muchos puristas, pero le permitirá a Chevrolet tener un competidor directo para el nuevo Ford GT, y claro, para todos los otros super-autos con el motor al centro. Obviamente, el cambió será el más grande que jamás haya sufrido el deportivo americano, que tendrá que ser renovado en cada rincón, partiendo por el desarrollo de un bastidor, suspensiones y transeje nuevos, y claro, una nueva carrocería. Lo único que podría utilizarse del actual Corvette es el venerable V8 de árbol central de la familia LT, que mantendría un poco de la tradición que se perdería al volver al “Vette” un auto de motor medio.
 
Sin embargo, tal vez el problema más grande al que se enfrentaría Chevrolet sería tratar de mantener al Corvette en un rango de precios relativamente bajo en comparación con su competencia; si GM logra que el Corvette quede por abajo, o en el rango de los 100 mil dólares, podría tener una fuertísima carta bajo su manga.
 
Esta información también tiene un respaldo en el mundo real en la forma de varias mulas de prueba que se han visto circulando por Detroit, Corvettes sin el medallón trasero para, presumiblemente, ayudar a enfriar el motor; además, General Motors ha destinado 290 millones de dólares para remodelar y actualizar la planta de Bowling Green, Kentucky, donde se produce el Corvette. 
 
 
 
 
Los mejores vídeos