DS tendrá un modelo de alta gama

citroendivinedsconcept201411.jpg
citroendivinedsconcept201411.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

El Citroën DS es quizá el modelo más reconocido de la casa francesa, con 20 años de existencia (1955-1975) y casi millón y medio de unidades vendidas, tiene en su haber hitos como ser el primer auto de producción masiva con frenos de disco o la suspensión hidroneumática que ayudó al presidente Charles de Gaulle a sobrevivir a un atentado en 1962.

 

Después, las siglas “DS” fueron durante un tiempo destinadas a los Citroën más equipados o potentes, pero en 2009 PSA anunció que se convertiría en una submarca premium, cuyo mercado más importante es China.

 

Hace un par de meses, les compartíamos la declaración de Carlos Tavares, CEO de PSA Peugeot-Citroën, de que la división DS tendría un modelo de alta gama y que llegaría al mercado en 2019.

 

Ahora aparecen nuevos datos, el probable nombre para el modelo sería DS8 y el diseño estaría inspirado en conceptos recientes como el Divine DS Concept y el Citroën Número 9 (segunda y tercera imagen), aunque con toques “nostálgicos” del célebre DS de los cincuentas (¿Qué su lema no era el de ser anti-retro?).

 

Llegaría en 2018, adelantándose un año a las estimaciones de Tavares. De entre los detalles técnicos, sólo se sabe que estará asentado en la plataforma EMP2 de los Peugeot 508 y Citroën C5. En cuanto a tamaño, su mercado objetivo sería el segmento de los Audi A6, BMW Serie 5 y Mercedes-Benz Clase E, lo que pondría a DS a la altura de Infiniti, Volvo, Lincoln o Acura, cuyos sedanes más grandes están en ese segmento. Arribaría primero a China para luego presentarse en Europa.

 

Con Peugeot apenas reposicionándose, Citroën sin intenciones de entrar a México y sin planes concretos que alguna filial de PSA ingrese al mercado estadounidense, luce complicado que veamos este auto en Norteamérica, aunque podría sorprendernos.

 

Los mejores vídeos