Cristal de smartphones para parabrisas

parabrisas1821.jpg
parabrisas1821.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Gorilla Glass es un tipo de cristal de alta resistencia de tipo álcali-aluminosilicato fabricado por Corning; es usado en teléfonos celulares (más del 20% de los celulares actualmente fabricados, de hecho), siendo conocido por su combinación de peso ligero y extrema resistencia a los golpes y arañazos; si bien éstas son características valoradas por los usuarios de teléfonos portátiles, algunos fabricantes creen que también podría aplicarse a los parabrisas de autos, así como medallones y ventanillas.

 

Gorilla Glass se fabrica mediante la inmersión de hojas delgadas de cristal en un baño caliente de sal fundida a una temperatura de aproximadamente 400 grados centígrados; los iones de sodio más pequeños dejan el cristal y son reemplazados por iones de potasio más grandes. Esto crea compresión y hace la superficie más resistente a los daños.

 

Empresas como Ford y BMW (que ya lo usa en el híbrido i8 en el compartimento del motor) están probando este tipo de cristal en sus vehículos, con el fin de reducir peso y mejorar sus calificaciones en los estrictos estándares de consumo de combustible, actuales y futuros.

 

Como en muchas tecnologías, el problema es básicamente de precios, el Gorilla Glass es más caro que el vidrio templado tradicional, por lo que las marcas están buscando un equilibrio entre costo y ahorro de peso. “Hemos tenido poca o ninguna innovación en el área de acristalamiento en décadas. Los ciclos automotrices son muy largos", menciona Doug Harshbarger, director de soluciones en cristales automotrices de Corning.

 

El cristal de un parabrisas típico tiene un costo de producción de 20 dólares (335 pesos) y pesa 10 kilogramos; el cristal Gorilla Glass tendría un ahorro de 25 a 30% de peso, pero el costo se incrementaría a un total de 30 a 44 dólares (502 a 736 pesos), con lo que algunos fabricantes dudan que el ahorro de peso compense el precio extra, por ello se están considerando diversas combinaciones de “emparedados” de cristal normal y Gorilla Glass para combinar resistencia, menor peso y un costo no tan alto.

 

Harshbarger reconoce que pasarán varios años antes de Gorilla Glass se extienda entre los automóviles tanto como entre los smartphones, las tabletas y otros dispositivos: "Creo que todavía estaremos algunos años entre los vehículos de menor volumen, como el i8, antes de ver una gran cantidad de autos en las calles con Gorilla Glass".

 

 

Los mejores vídeos