Cómo influye el nivel académico en el riesgo de muerte

scenic250914tyresafe1.jpg
scenic250914tyresafe1.jpg

Por José Virgilio Ordaz, con información del Washington Post.

 

Un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology en los Estados Unidos afirma que las reducciones de muertes en ese país (gracias a las leyes más estrictas en materia de seguridad) no se distribuyen equitativamente entre la población según su grado académico; según cifras recopiladas desde 1990.

 

Concretamente, las personas más afectadas serían aquellos con 25 años o más, con bachillerato o un grado menor; el estudio afirma que un título universitario no te hace mejor conductor, pero que las personas con un menor grado académico tienden a vivir en condiciones que multiplican sus probabilidades de muerte en caso de accidente.

 

En promedio, a menor preparación, el ingreso tiende a ser menor también, por lo que adquieren autos más baratos o antiguos con calificaciones de seguridad más bajas y con un mantenimiento muchas veces insuficiente, además que esto les impide acceder a adelantos en seguridad de última generación como sistemas de advertencia automática (monitoreo de punto ciego, cambio de carril, frenado automático, cámaras de visión trasera o 360º, etc.).

 

Los centros médicos también son más escasos o están menos equipados en zonas rurales o de escasos recursos, lo que repercute en la calidad de la atención médica o la celeridad con la que esta se recibe luego de un siniestro. A esto debemos sumar otros factores como vías de comunicación de nivel inferior o con mantenimiento deficiente, incluyendo los señalamientos viales; de hecho, la tasa de muerte de peatones es mayor en zonas marginadas.

 

 

 

El estudio también indica que el uso del cinturón de seguridad es menos común entre personas con menor grado de estudios. En la gráfica anterior se incluyen no sólo accidentes de autos particulares, sino también de transporte público (las personas con menor ingreso lo usan en grado mucho mayor), además de ciclistas y peatones; de hecho, la gráfica muestra que hay una desigualdad que se ha ido agravando.

 

El estudio termina señalando que si bien hay desarrollos en seguridad que prometen marcar diferencias, como los autos autónomos, estos no serán accesibles para todos los niveles económicos en el corto plazo.

 

¿Creen que estos resultados puedan extrapolarse a nuestro país?

Los mejores vídeos