BMW rechaza manipulación en sus motores diésel

bmwx3201510.jpg
bmwx3201510.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

A raíz del escándalo por fraude en los Volkswagen con motor diésel EA189 (“Dieselgate”), varias automotrices más están ahora bajo escrutinio intenso; una de ellas es BMW, pues algunas publicaciones se aventuraron a afirmar que el fabricante también estaría falseando sus emisiones reales en la X3, aunque recularon posteriormente; ahora la marca responde con un comunicado que afirma; "BMW no manipula o falsea de forma alguna las prueba de emisiones; la firma observa los requerimientos legales de cada país y cumple con todos los requisitos de las pruebas locales”.

 

En BMW dicen desconocer las pruebas que hayan efectuado dichas publicaciones, pero señalan que están dispuestos a cotejarlas y en su caso explicar cualquier discrepancia que se presente; afirman estar en contacto estrecho con el ICCT (Consejo Internacional de Transporte Limpio), quienes encargaron el estudio de la Universidad de Virginia Occidental (WVU) que destapó el escándalo de Volkswagen y han solicitado que se haga una aclaración de las pruebas que hayan realizado.

 

La marca alemana añade que “dos estudios llevados a cabo por el ICCT han confirmado que la BMW X5 y otros 13 vehículos de BMW probados cumplen con los requisitos legales relativos a las emisiones de óxidos de nitrógeno”.

 

Recordemos que incluso el ingeniero Daniel Carder, director interino del centro para combustibles alternativos, motores y emisiones de la WVU, quien encabezara el equipo que evaluó dos autos de Volkswagen y uno de BMW el año pasado, señaló que, contrario a lo que ocurrió con los modelos de VW, el BMW arrojó resultados coherentes en las emisiones detectadas en el laboratorio y en las pruebas de campo.

 

“Los diésel representaron el 38% de los vehículos BMW vendidos en el mundo el año pasado: 80% en Europa; 73% en Alemania; y 6% en Estados Unidos. Estamos dispuestos a discutir nuestros procedimientos de prueba con las autoridades competentes y nuestros vehículos están disponibles para ser evaluados en cualquier momento. La Unión Europea está trabajando en un nuevo ciclo de homologación y una prueba de emisiones para las situaciones de conducción reales. Apoyamos la rápida introducción de las nuevas regulaciones para crear claridad para los consumidores y la industria lo más rápido posible”, termina el comunicado.

 

Los mejores vídeos