BMW: estrategia Number One Next

bmwvisionnext100concept201614.jpg
bmwvisionnext100concept201614.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Cuando BMW se decidió a lanzar sus vehículos de propulsión alternativa desarrollados desde cero, es decir, que no derivaban de modelos endotérmicos convencionales, lo hizo bajo una nueva división denominada BMW i. Ahora que el conglomerado cumple 100 años, refuerza su apuesta a futuro en vehículos movidos por electricidad, manejo autónomo y movilidad compartida bajo la Estrategia Number One Next (“el próximo número uno”).

 

 

Y así como se mantendrá desarrollando los autos movidos únicamente por combustión interna que tan bien se le dan y que tiene a la firma peleando constantemente por el liderato en un segmento con nombres de peso como Mercedes-Benz, Audi, Jaguar, Volvo, Lexus o Land Rover, su nuevo plan incluye la creación de una Universidad y un Campus Tecnológico en su sede en Múnich, así como una inversión de 537 millones de dólares para su subsidiaria i-Ventures asentada en Silicon Valley.

 

Entre los futuros modelos a presentarse, nos encontramos un MINI Cooper E que aparecerá en 2019 y que además compartirá sus entrañas con una X3 eléctrica que llegará en 2020. En 2021 llegará el primer desarrollo totalmente nuevo derivado del plan, conocido como i-Next o quizá i5. Harald Krueger, presidente de BMW, acepta que están capacitando a marchas forzadas a sus ingenieros especializados en combustión interna para dar el gran salto a la electrificación que este plan necesita.

 

 

El i5 (cuyo posible diseño de patente podemos ver en isométrico) tendrá un avanzado sistema de conducción autónoma e incluso será posible compartirlo; si les suena a ciertos servicios con los que ya cuenta Tesla, no están muy equivocados; como la plataforma compartida, donde el auto está al servicio de otros usuarios en lugar de estar parado en el estacionamiento mientras el propietario trabaja.

 

Klaus Fröhlich, director de desarrollo de BMW, considera que la conducción autónoma estará suficientemente madura para la siguiente década, pues ninguna de las propuestas actuales satisface adecuadamente los requerimientos del segmento premium. Considera además que la movilidad compartida mantendrá a la marca en el negocio toda vez que la propiedad de autos disminuya en las zonas urbanas.

 

Aunque calculan que entre un 15 y un 25% de su producción en 2025 será de autos híbridos o eléctricos, esto dependerá de la reacción del público y del tamaño de la infraestructura de recarga, algo en lo que ya se hallan trabajando con otros fabricantes.

 

En el caso de i-Ventures, con el fin de mantener sus finanzas sanas, aumentarán su inversión en otras áreas distintas a la producción automotriz, es decir, empresas de conectividad y movilidad compartida, al estilo de UBER y Lyft, por lo que están abiertos a crear nuevas asociaciones.

 

Nuestros destacados