Bentley Flying Spur W12 S, presentación

w12s1.jpg
w12s1.jpg
 
Por Edmundo Cano
 
 
El sedán más veloz jamás fabricado por Bentley esconde bajo su enorme cofre el clásico motor W12 biturbo de la marca, que ha sido mejorado para ofrecer 626 hp y 605 lb/pie de torque, disponibles desde las 2,000 rpm. Esto significa una mejora de 10 hp y 15 lb/pie sobre el Flying Spur “normal”, que si bien no podrían parecer mucho, fueron suficientes para que el W12 S consiguiera romper la barrera de las 200 mph (320 kmph) al llegar a las 202, o 325 kmph, algo que muy pocos autos de producción con 4 puertas pueden presumir. El sprint de 0 a 100 kmph lo logra en apenas 4.5 segundos, gracias a su sistema de tracción integral. 
 
 
La suspensión fue también retocada con calibraciones específicas de los amortiguadores y del control de tracción, para ofrecer un manejo más preciso pero no más firme, pues ante todo el Flying Spur W12 S es un sedán de lujo y su prioridad es la comodidad de sus ocupantes. Frenos carbonocerámicos destacan como opción para complementar la mejora mecánica.
 
Por fuera, el W12 S se distingue de otros Flying Spur gracias a sus adornos negros por toda l carrocería, incluida la parrilla “tipo beluga”, como Bentley insiste en llamarle, así como varias molduras, algunas de las cuales pueden ser ordenadas opcionalmente en acabado de fibra de carbono. Los rines de 21” exclusivos del W12 S también son invariablemente negros. La cabina refleja a la perfección los adornos en la carrocería con terminados negro brillante por todos lados, así como combinaciones de color de las vestiduras sólo disponibles en el W12 S.
 
 
No hay detalles aun sobre el precio de este super-sedán, pero se espera que los primeros ejemplares sean entregados a sus afortunados nuevos dueños a finales de este año.
 
 
 
 
Los mejores vídeos