Audi A7 2.0 TFSI: prueba de manejo

prueba-audi-a7-2.0-1.jpg
prueba-audi-a7-2.0-1.jpg

Por Ernesto Roy Fotos: Carlos Quevedo Edición para online: Manuel Fernández

 

El A7 no es desconocido para nosotros, pues ya hemos disfrutado tanto del A7 V6 como de las variantes V8 S7 y RS7. Después de este variado cóctel de prestaciones, la duda surgió en nuestra cabeza: ¿Cómo se desempeñará el célebre cuatro cilindros de 2.0 l?

 

Con fascia y parrilla al día, puntas de escape ligeramente distintas y la posibilidad de montar un equipo de iluminación con tecnología Matrix LED, este A7 se caracteriza por tener direccionales secuenciales (se "llenan" de adentro hacia afuera) y un haz de luz que selecciona zonas individualmente. Así puede ir siempre con las altas sin deslumbrar a otros usuarios de la vía.

 

 

La estancia a bordo apunta a confortable. Si los pasajeros atrás (en realidad es un cuatro plazas, contrario se apuntó por error en la edición impresa) poseen estatura elevada, encontrarán que el espacio no está sobrado para la cabeza debido a la caída del techo.

 

Ya acomodados, llega el tiempo de encender el cuatro cilindros de 2.0 l sobrealimentado por turbocargador. Produce 252 hp y 370 Nm (272 lb-pie) que en esta versión son enviados a las ruedas delanteras mediante la transmisión de doble embrague S-tronic de siete velocidades.

 

Lo primero en mente es que desplazar un auto de cinco metros de largo, con senda cantidad de tecnología a bordo y 1,700 kilos de peso, puede ser una misión complicada para un propulsor aparentemente pequeño. No es del todo así.

 

Cuando se acciona la turbina sobre las 1,600 rpm, la sensación de aceleración es progresiva y continúa hasta cerca de las 5,000 vueltas. Es más, si es necesario incorporarse a una vía y se acelera a fondo puede aparecer un ligero torque-steer, acompañado por destellos en el tablero debido al control de tracción que trabaja para mantener todo en orden. La S-tronic tiene un calibrado que maximiza las bondades del dos litros y nos mete de lleno a la conducción.

 

 

Los modos de manejo brindan ligeras variaciones, pero en general aflora la misma respuesta. Si se lleva en Drive, resulta cómoda. Si existe ánimo, basta pulsar las paletas tras el volante en el modo Dynamic, que divierte pese a las dimensiones y la suspensión primordialmente enfocada a la comodidad.

 

La calidad de marcha y el consumo son sus cartas fuertes. Gracias a un tanque de 65 litros, el rango de autonomía es amplio.

 

El precio del A7 2.0 TFSI puede resultar elevado para la mayoría, pero atrayente para quien se encuentre en búsqueda de un auto de desempeño equilibrado y hasta ahorrativo por menos de un millón de pesos.

 

Unidad probada

859,900 pesos (a junio de 2015)

 

NOS GUSTA

Consumos de combustible

Calidad de marcha

Equipamiento completo

 

NOS GUSTARíA

Modos de manejo más diferenciados

Menor precio

Posibilidad de una quinta plaza

 

 

Resumen técnico

 

MOTOR

Tipo/cilindrada: L4, 2.0 l, turbo

Potencia máxima: 252 hp de 4,900 a 5,900 rpm

Par máximo: 370 Nm de 1,600 a 4,700 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Manual robotizada, siete velocidades

Tracción: Delantera

DIMENSIONES

Largo x ancho x alto: 497 x 191 x 142 cm

Distancia entre ejes: 291 cm

Cajuela: 535 litros

Tanque de combustible: 65 litros

Peso vacío: 1,655 kg

PRUEBAS AUTOMÓVIL (a 2,240 msnm)

0 a 400 metros: 15.87 s

Rebase 80 a 120 km/h: 4.82 s

Frenado de 100 a 0 km/h: 36.96 m

Consumo medio: 15.2 km/l

 

Los mejores vídeos