Audi A5 y S5 Sportback, presentación

audis5sportback201704.jpg
audis5sportback201704.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Hace apenas unos meses que conocimos la segunda generación del coupé Audi A5, así como de su versión repotenciada el S5. Pero estos no son los únicos derivados del también reciente A4, pues ahora toca turno de ser remozados a los A5 y S5 Sportback.

 

 

Estéticamente no hay demasiadas diferencias contra los Coupés tradicionales, sobre todo al frente, pero en el perfil se añaden dos puertas más, lo que indica que hay una banca trasera más utilizable, salvo por el espacio para la cabeza. Contra el sedán destaca por su perfil más agudo y por la apertura de cajuela tipo liftback.

 

 

Al interior replica el diseño más limpio de sus hermanos, destacando la adición del de cuadro de instrumentos virtual, que sustituye por completo los relojes análogos por una pantalla de 12.3 pulgadas donde pueden replicarse las mismas funciones del cuadro de infoentretenimiento de 8.3 pulgadas, controlado éste por la interfaz MMI.

 

 

El largo es de 4.73 metros, es decir, 2.1 centímetros más que la generación saliente y 10 cm más que su hermano de dos puertas, mientras que la distancia entre ejes es de 2.82 metros, 6 cm más que el coupé. La cajuela declara 480 litros. El uso de la plataforma de sus hermanos no sólo se traduce en apariencia, sino en un importante ahorro de peso de casi 90 kg.

 

La gama de motores empieza en un 2.0 cuatro cilindros con 190 HP, hasta el V6 3.0 litros turboalimentado con 354 HP y 369 lb-pie de par motor. El S5 Sportback declara un 0-100 km/h idéntico al coupé: 4.7 segundos. Para ciertas latitudes se ofrecerá una variante denominada G-Tron, con un 2.0 litros que produce 170 caballos, que puede ser impulsada por el e-gas de Audi o por gasolina regular. En Europa también estará disponible un V6 3.0 litros a diésel con salidas de 218 y 286 caballos.

 

 

Las opciones de transmisión incluyen una manual de seis velocidades, una S Tronic de doble embrague con siete relaciones y una automática de ocho cambios, aunque seguramente sólo veremos las dos últimas y, como en otros modelos, desaparece la opción CVT. La tracción puede ser delantera, Quattro y Quattro Ultra, es decir, total conectable.

 

En seguridad habrá disponibles sistemas como iluminación por matriz de LEDs, asistente de cambio involuntario de carril, asistente de atascos, alerta de tráfico cruzado, llamado automático de emergencia en caso de accidente y asistente de salida.

 

Para Europa el A5 arranca en 42,508 Euros (873 mil pesos), mientras que por el S5 la etiqueta empieza en 70,285 Euros (1.44 millones de pesos). Habrá que esperar a inicios del 2017 para conocer los precios y grados de equipamiento específicos para México.

 

El debut oficial del modelo se dará el 29 de septiembre, cuando el Salón de París abra sus puertas a la prensa.

 

https://www.youtube.com/watch?v=WhwwAUnb3Qs

 

Los mejores vídeos