Audi A5 y S5, presentación

audis5201704.jpg
audis5201704.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Tal como lo prometieron, apenas comenzando junio, la firma de los cuatro aros ha develado en su sede la segunda generación de su coupé mediano, el A5, así como de la variante vitaminada S5.

 

 

Tras la renovación del sedán A4 (y de la vagoneta que no veremos por acá), ahora toca turno al Coupé, que se ciñe al nuevo lenguaje de diseño de la marca, con detalles distintivos pero que no deja de ser sutilmente evolutivo a la usanza germana, al menos en lo que nos permiten apreciar las imágenes de lanzamiento. Las variantes básicas conservan su configuración de tracción delantera, como atestigua el amplio voladizo frontal, reservándose la tracción total Quattro a una adición opcional o a las variantes más potentes.

 

 

Entre las opciones nos encontramos con luces de Matriz de LED y faros dinámicos que giran en el sentido de desplazamiento. También hay suspensión con amortiguación regulable en el paquete Audi Drive Select, que permite elegir el reglaje de diferentes elementos al gusto del conductor, como la dirección asistida electromecánica. Al igual que el A4, el A5 presume de un reducción importante de peso, que dependiendo de la versión elegida puede llegar a los 60 kilogramos, al tiempo que las cotas interiores se incrementan ligeramente para acomodar mejor a los pasajeros. La cajuela gana 10 litros para quedar en 465.

 

 

Al igual que los lanzamientos más recientes de la marca, el Coupé recibe opcionalmente la cabina virtual de Audi, con una pantalla de 12.3 pulgadas que sustituye al cuadro de instrumentos analógico convencional, además de la pantalla táctil de 8.3 pulgadas en el tablero que alberga el sistema de infoentretenimiento manejado por la interfaz MMI con sistema de reconocimiento de voz actualizado, conexión a internet mediante tarjeta SIM con posibilidades de ampliación, un sistema de audio Bang & Olufsen con sonido 3D y carga por inducción para teléfonos inteligentes.

 

 

Para Europa habrá cinco motores en las versiones de lanzamiento, con potencias entre 190 y 286 CV. Los tetracilindros irán acoplados a una caja manual de seis velocidades o a una automática S-Tronic de siete relaciones, mientras que la Tiptronic de ocho cambios se reserva para el diésel más potente (286 CV) y el S5 Coupé, que será animado por un V6 3.0 litros (ahora turbo, no supercargado) con una entrega de 354 CV y 500 Nm, (369 lb-pie), 21 más que en la generación saliente, con lo que promete un 0 a 100 km/h en 4.7 segundos. El diferencial deportivo para el eje trasero será opcional.

 

 

El A5 también recibirá los sistemas de autoconducción estrenados en el A4, aunque como en éste, la llegada de esta tecnología a todos los mercados no es segura, caso concreto de México y el resto de Latinoamérica. El Audi A5 2017 saldrá a la venta en Europa en el último trimestre del año y no debería tardar demasiado para este lado del Atlántico.

 

Los mejores vídeos