Acusa Mercedes a empleado de robo de datos

mercedes_vs_ferrari.jpg
mercedes_vs_ferrari.jpg

Por David Sánchez Olmos

 

Mercedes a través de su empresa Mercedes AMG High Performance Powertrains, comenzó una demanda judicial en contra del que todavía es su empleado Benjamin Hoyle, quien comenzaría a laborar en Ferrari a partir del 1° de enero del próximo año. Hoyle tiene varias acusaciones en su contra por parte de la empresa alemana y lo que piden ante la corte es que el empleado no trabaje ni en Ferrari ni en ninguna otra empresa por todo el 2016. Esta información fue dada a conocer por Bloomberg.

 

Además, estarán pidiéndole a Hoyle que regrese toda la información que afirman les ha sido robada, así como impedir que esta información sea distribuida por Hoyle. Tendría que pagar también todos los gastos que ha generado la investigación, así como compensación y gastos legales.

 

La historia comienza cuando Hoyle le anuncia a Mercedes en mayo de 2014, que se iría a Ferrari en 2016. Mercedes movió entonces a Hoyle al área de DTM, evitando que tuviera alguna conexión con todo lo relacionado con F1. Sin embargo, la investigación comentada dio como resultado que Hoyle, a pesar de habérsele dado una nueva asignación y haberle negado el acceso a las instalaciones de F1, removió material confidencial referente al programa de F1 en algún momento entre el 16 de abril y el 24 de septiembre.

 

Menciona Mercedes que fue sustraído material referente al rendimiento del compresor de los motores de F1, junto con datos encriptados que contienen información acerca del rendimiento de los motores con los que se producían reportes de las competencias. Hoyle usó su propio celular, tarjetas SD micro, una Tablet y un disco duro externo.

 

Todo esto lleva como resultado que Hoyle haya roto varias cláusulas de su contrato con Mercedes, por lo que ahora se tendrá que esperar para saber cuál será el destino en todo este embrollo que en algún momento podría envolver a Ferrari.

Nuestros destacados