Todo sobre el Volvo XC40: técnica, tecnología e interior del nuevo SUV

Para conseguir que el Volvo XC40 no sea un clon a escala del XC90, Volvo ha tenido que reinventar todas las piezas del puzzle que es construir un coche. Te contamos todos sus secretos.
Miguel G. Puente.

Twitter: @autopista_es -

Todo sobre el Volvo XC40: técnica, tecnología e interior del nuevo SUV
Todo sobre el Volvo XC40: técnica, tecnología e interior del nuevo SUV

Necesitaríamos un blog entero para describir el nuevo Volvo XC40, pero se puede resumir con que solo se ha podido construir gracias a que se ha empezado de cero, incluyendo una nueva plataforma denominada CMA -de "Arquitectura Modular Compacta"- de la que nacerán modelos más pequeños.

Publicidad

Volvo: construido con cabeza

Modular significa que el coche se plantea como piezas de Lego, que todas encajan unas con otras. Que los motores distintos encajan como un guante en una misma carrocería, de la misma forma que lo harían los cubos de distinto color o tamaño de un Lego.

Motores de gasolina y diesel con base de diseño común

A su vez, esos motores están formados por multitud de piezas intercambiables; incluso en el caso de los Diesel y gasolina, hay enormes coincidencias, habiéndose diseñado a la vez, otorgando la máxima flexibilidad a las plantas de fabricación. Así se explica que Volvo pueda anunciar que ya no desarrollará futuros motores Diesel, sin que esto suponga tener que abandonar una fábrica y dar por perdida la inversión.

El Volvo XC40, de dentro a afuera

Con sus 4,425 metros y 2,70 de distancia entre ejes, tiene un tamaño un poco mayor que un Opel Astra, por poner un ejemplo. Lo más llamativo cuando te sientas en XC40 es su fácil acceso y la amplitud. No solo es espacio real, que existe -en las plazas traseras, sientes que están diseñadas para nórdicos espigados-, sino que también el diseño facilita esa sensación despejada. Las plazas traseras tienen buen espacio para los pies, dos cuidadas -con cerquillos metalizados- salidas de ventilación orientables y la plaza central dispone de un reposacabezas central con una altura bien utilizable.

Salidas de ventilación detrás en el Volvo XC90, con asientos calefactados opcionales

 

Publicidad

Presiden las plazas delanteras una pantalla táctil de 9 pulgadas tomada de los Volvo superiores y una elevada consola central. El puesto de conducción se siente convencional, dentro de lo que es un Volvo: de hecho, bajo la piel esconde todo aquello que se encuentra en el XC90 y familia, sobre todo los sistemas de seguridad y la interacción con los mandos. Sin llegar a ser como su primo Lynk&Co, también del grupo de empresas Geely, que quería ser un elemento de conectividad capaz de transportarte, el Volvo XC40 pretender ser líder en conectividad. El conductor disfrutará de un cuadro de instrumentos digital.

Cuadro de instrumentos digital del Volvo XC40

Aún no se ha completado el desarrollo de aquellos acuerdos con Google por los que Volvo dispondrá de Android instalado de forma nativa, pero presume de poder estar a la última en conectividad de Android y Apple (opcional, hasta donde sabemos). Una salvedad, que ha permitido ganar espacio en las puertas, es que los altavoces principales ahora están por detrás del salpicadero, algo que dicen solo ha sido posible gracias a haberlo contemplado desde el inicio de la concepción de la plataforma CMA. También dispondrá del estándar de recarga de teléfono inductivo que puedes encontrar en un iphone X, por ejemplo. No hemos encontrado enchufe a 220 voltios, pero delante existen dos tomas USB delante, en la consola central y una trasera opcional.

Usabilidad del Volvo XC40

La practicidad manda en Volvo, con la persona en el centro de todo, como les gusta decir y así encontramos soluciones ingeniosas como que la bandeja del maletero tenga un hueco para alojarse bajo el maletero cuando haya que quitarla. El maletero tiene dos pisos -no hay rueda de repuesto-, y contabilizando dicho espacio cubica 460 litros. Los asientos traseros se repliegan en proporción 40/60 y se pueden abatir desde el propio maletero, mediante sendos botones, con lo que se consigue un volumen máximo de 1.336 litros. El piso del maletero se puede plegar, dejando un muro de retención para evitar que el equipaje se mueva. A su vez, al doblarse emergen unas ingeniosas minúsculas perchas que permitirían colgar, por ejemplo, bolsas de la compra, para evitar que vayan sacudiéndose. Por supuesto, está contemplando un "pack Versatilidad" opcional, con además de una red de seguridad de carga, añade una toma de corriente en el maletero y apertura eléctrica del portón.

Un maletero versátil y práctico para el Volvo XC40

Publicidad

En el habitáculo lo que destaca son los vaciados de las puertas: quién lo diría cuando ves que el diseño exterior parece que habría robado espacio interior. El truco está en que los grandes altavoces han desaparecido de las puertas, solo quedan unos pequeños tweeters en la parte superior en esta unidad dotada del equipo de equipo Harman/Kardon opcional de 13 altavoces (Bowers&Wilkins en los XC60 y 90). Los receptáculos en las puertas son enormes, para poder colocar objetos de gran tamaño, tanto delante como detrás. En la consola central hay un generoso espacio, en el que encaja un cubilete que hará de papelera extraíble, con tapa, una redecilla elástica es su exterior... Si la guantera puede parecer de tamaño normal, otra pequeña percha escamoteable hará las delicias de las féminas para colgar en ella su bolso.

Volvo XC40: verdadero SUV

El XC40 arrancará con mecánicas potentes, tanto en Diesel como en gasolina. Tiene que ser un SUV y esto se garantiza con una distancia al suelo de 21 cm, en la línea de verdaderos coche para abandonar la carretera o transitar por roderas en la nieve. Incluso proporciona Volvo su capacidad de vadeo: 45 centímetros. El motor va colocado de manera transversal y para la tracción total se confía en un sistema BorgWarner de quinta generación, que permiten variar el reparto de fuerza entre los ejes de manera casi instantánea: no ves ruletas de selección, solo una tecla de modo de conducción.

Chasis del nuevo XC40, con posibilidad de amortiguación pilotada

Con este "drive select", tienes acceso a los cinco programas de conducción Eco, Confort, Dynamic, Off-Road e Individual (este último no estaba presente en la unidad que vimos). Con ellos se regula de un golpe la asistencia a la dirección (dicen que incorpora un software inteligente optimizado incluso para condiciones invernales), la sensación del pedal de freno, la respuesta al acelerador y de la transmisión, funciones de ahorro de energía e incluso los amortiguadores en el caso de incorporar el sistema Four-C, de amortiguación electrónica. El objetivo de la nueva CMA y, por tanto, del Volvo XC40 es conservar los niveles de confort de Volvo, con una respuesta precisa y ágil,  idónea para ciudad y para carreteras viradas. En función de los mercados, la plataforma podrá disponer de tres configuraciones de suspensión, una normal, otra dinámica, más la adaptativa Four-C

Motores del Volvo XC40

Para demostrar lo alto que apunta el Volvo XC40 se estrenará con motores contundentes, las versiones D4 y T5, Diesel de 190 caballos y gasolina de 247 caballos. Se consigue que la demanda inicial se corresponda con el arranque de la fabricación y no se sature, que los primeros compradores sean los que más están dispuestos a pagar por ellos y, por qué no, para elevar esa percepción de calidad y coche rotundo. Estas mecánicas iniciales vendrán acompañadas de tracción total y un cambio automático Aisin de 8 velocidades. Están ya a la venta en acabado Momentum y se entregarán en torno a febrero, por 42.220 euros el Volvo XC40 D4 y el XC40 T5 desde 47.257 euros. Por unos 2.000 euros más se comercializa el acabado R-Design, reconocible por su techo de color negro (el resto de acabados podrá optar por un techo en blanco), como las barras de techo, unas llantas de diseño específico de 18 pulgadas y por poder incorporar un interior en un llamativo color naranja denominado Lava, junto con pomo de cambio y volante específicos. Si bien podría cansarte, esta decoración interior permite revelar sin género de dudas uno de los notables cambios en los materiales del interior: unos revestimientos envolventes en material textil. Tanto las puertas como las alfombrillas del piso y los laterales de la consola central van en el mismo color. La llantas para el XC40 tendrán tamaños entre 17 pulgadas (en acabados más básicos que el actual) y 21 pulgadas.

Llantas de diseño exclusivo en R-Design (en la foto, opción de 20 pulgadas)

En torno a primavera se comercializarán variantes más económicas, con motores más pequeños, tracción delantera y con cajas de cambio manuales de seis velocidades. Se colocarán en una horquilla de precio entre 30.00 y 35.000 euros y las entregas comenzarán en verano. Estamos hablando de variantes como la D3 de 150 caballos o la T4 de gasolina. De la primera presentación de la plataforma CMA, de cuando el XC40 solo era el Volvo Concepto 40.1 sabemos que está en preparación la combinación del motor de tres cilindros con un motor eléctrico para conformar un híbrido e incluso una variante eléctrica pura, pero estamos hablando de 2019 como pronto. 

Publicidad

Galería relacionada

Los detalles del Volvo XC40