Volvo C30 Eléctrico

Volvo ha confirmado el inicio de la producción del C30 Eléctrico. Está previsto fabricar alrededor de unas 250 unidades en 2011, aunque no se descarta aumentar la producción si la demanda es satisfactoria. Con las baterías de ión-litio cargadas completamente, se anuncia una autonomía de unos 150 kilómetros.
-
Volvo C30 Eléctrico
Volvo C30 Eléctrico

Durante el otoño y el invierno pasados, Volvo puso a prueba unas 50 unidades del C30 Eléctrico. Pues bien, después de estos tests la firma sueca acaba de anunciar el inicio de la fabricación de la variante ecológica de este compacto. En los planes oficiales, está previsto producir en torno a unas 250 unidades a lo largo de 2011, aunque dicha cifra puede aumentar si la demanda es positiva.

Volvo ha confirmado, asimismo, que las primeras unidades del C30 Eléctrico se entregarán como vehículo de flotas de empresas y como coche oficial en Suecia, Noruega, Bélgica, Holanda, Francia, Alemania, Estados Unidos y China.

El Volvo C30 Eléctrico incorpora dos baterías de ión-litio, con un peso de 140 kg cada una de ellas. Éstas se encuentran colocadas en el mismo lugar donde habitualmente se ubica el depósito de combustible de un coche con motor de combustión interna, además de ocupar parte de la zona central situada bajo el piso del coche. Estas baterías cuentan con una capacidad de 24 kWh, de los que se utilizan 22,7 kWh.

Para cargar las baterías de ión-litio del Volvo C30 Eléctrico, basta conectarlas a la red eléctrica convencional. En el caso europeo, con una toma de 230 Voltios, el tiempo de carga puede variar. Si se conecta a una toma de 10 amperios, en unas diez horas la recarga completa habrá finalizado; por el contrario, si empleamos una toma de 16 amperios, el tiempo de carga puede variar entre 6 y 8 horas. Con ellas cargadas al completo, el fabricante escandinavo anuncia una autonomía de unos 150 kilómetros.

Bajo el capó de esta versión del Volvo C30, encontraremos un motor eléctrico de unos 111 CV con un par de 220 Nm. En cuanto a prestaciones, se declara una velocidad máxima de 130 km/h con una aceleración de 0 a 70 km/h en 6,0 segundos.

La seguridad de las baterías y de todos los componentes eléctricos es vital en un vehículo de este tipo. Por ello, Volvo ha decidido colocar diversos paneles de protección en los bajos del C30 Eléctrico. Asimismo, en términos aerodinámicos, esta versión también cuenta con diversos cambios y elementos propios para mejorar el flujo del aire, reduciendo la resistencia aerodinámica.

La instalación de las baterías y del resto de componentes eléctricos implica un sobrepeso. Por ello, Volvo ha decidido realizar una 'dieta de adelgazamiento' en varios de los componentes del C30 Eléctrico. Para ahorrar peso, se ha optado por incorporar unas llantas de aleación ligera de 16 pulgadas, 11 kg más livianas que las del resto de versiones del C30. Por otro lado, se ha decidido montar frenos de disco de aluminio para las ruedas traseras.

Al igual que otros vehículos eléctricos, como por ejemplo el Nissan Leaf , los conductores de este versión del Volvo C30 podrán programar con antelación el sistema de climatización y ventilación del habitáculo. Esta tarea se podrá realizar de dos modos: previamente, a través del menú de configuración del coche; o de forma remota, a través de un teléfono móvil inteligente.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...