Publicidad

Volkswagen Polo BlueGT

Hablar de 4,5 l/100 km en un modelo de gasolina de tintes deportivos es todo un logro. Equipado con el motor 1.4 TSI de 140 CV y con sistema de desconexión de cilindros, este Polo puede presumir de ello.
-
Volkswagen Polo BlueGT
Volkswagen Polo BlueGT

La Gestión Activa de Cilindros ‘ACT’ es uno de los sistemas que posibilitan este nivel de eficiencia. Lo hemos visto ya en el Audi A1 Sportback equipado con este mismo motor, bajo el nombre ’cylinder on demand’, y consigue ahorrar hasta 1 l/100 km en condiciones óptimas, aunque según el Ciclo de Conducción Europeo la reducción de consumo es de aproximadamente 0,4 l/100 km. Respecto a este último dato, Volkswagen afirma que manteniendo una velocidad constante de 50 km/h en tercera o cuarta velocidad se logra una rebaja de un litro adicional cada 100 km. Resumiendo, y según valores provisionales, el Polo BlueGT anuncia 4,7 l/100 km de consumo medio y unas emisiones de CO2 de 108 g/km. En caso de incorporar transmisión DSG de 7 marchas, las cifras se reducen todavía más, 4,5 l/100 km y 105 g/km. Pocos dirían que con semejantes valores sea capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 7,9 segundos y alcance 210 km/h.

El sistema de Gestión Activa de Cilindros ‘ACT’ consiste en la desconexión temporal de los cilindros 3 y 4 —cerrando todas sus válvulas y cortando la inyección—, siempre que la demanda sobre el acelerador esté siendo baja durante un tiempo y que el motor gire a regímenes medios y bajos, más concretamente entre 1.400 y 4.000 rpm. La reactivación de los cilindros requiere entre 13 y 35 milisegundos y se hace de manera imperceptible gracias a un volante motor de doble masa y a la intervención de la electrónica tanto en el acelerador como en la inyección.

Además de esta sofisticación técnica, el VW Polo BlueGT cuenta con detalles estéticos y de equipamiento específicos. Por fuera lo distinguirás por unas llantas de 17 pulgadas de nuevo diseño, deflector aerodinámico en el techo, parachoques rediseñados, difusor trasero, estriberas y chasis rebajado 1,5 centímetros. En el interior recibe asientos deportivos, control de velocidad de crucero y ordenador de viaje con funciones ampliadas, entre ellas control de presión de los neumáticos y un indicador que indica si el sistema ACT de Gestión Activa de Cilindros está trabajando.