El Volkswagen Passat de Norteamérica

Volkswagen ha anunciado las principales características de la nueva generación del Passat para el mercado norteamericano. Mide 10 cm más de longitud respecto al modelo europeo. La gama mecánica también cambia con dos motores de gasolina 2.5 de 170 CV y 3.6 V6 de 280 CV, además de un Diesel 2.0 TDI de 140 CV con aditivo AdBlue.
-
El Volkswagen Passat de Norteamérica
El Volkswagen Passat de Norteamérica

De frente, parece no sólo el Passat europeo, sino ‘algo más’. Pero no lo es. O no debería serlo, toda vez que el Passat que se vende a este lado del Atlántico cuesta más del doble si nos ceñimos a versiones de igual potencia. Desde 1987 Volkswagen ofrece esta berlina en el mercado norteamericano, pero ahora llega con intenciones de triplicar las ventas extendiéndose no sólo de este a oeste, sino también de norte a sur entre Canadá y México. 700.000 unidades lleva vendidas allí el Passat en sus 33 años de existencia; un millón de unidades es la previsión de ventas de esta nueva generación durante los siguientes siete años, periodo durante el cual esta generación del Passat irá manteniéndose en vigor con leves actualizaciones.

De Silva y Bischoff —jefes de diseño del grupo y la marca, respectivamente—, son los creadores de esta nueva berlina que sólo se venderá en los Estados Unidos y se fabricará exclusivamente el la planta de Chattanooga, Tenessee, aunque las tres motorizaciones con las que contará la gama sí llegarán de la casa matriz, Alemania. Nada que ver la gama aquella gama con la nuestra, aunque una y otra compartirán el 2.0 TDI de 140 CV que, eso sí, se venderá con especificaciones Clean Diesel para satisfacer los límites de emisiones en todos los Estados Federales —lleva un catalizador de Óxido de nitrógeno NOX y aditivo Adblue—, con el cambio automático de doble embrague DSG como alternativa a la caja manual de 6 relaciones. El 2.5 de gasolina de 170 CV será la opción por la que, según VW, se decantará más de un tercio de los futuros compradores, existiendo un 3.6 V6 de 280 CV con cambio DSG como tope de gama.

En su línea exterior queda patente el ADN de la marca, sobre todo en la zona frontal y lateral, aunque es un coche completamente rediseñado a la americana tanto en sus dimensiones como en los matices de su carrocería. En la trasera, por ejemplo, el portón ‘limpio’ del Passat europeo deja paso a una tapa con la clásica hendidura para la matrícula. Sus dimensiones son claramente mayores que las de su homólogo europeo: mide unos 10 cm más de longitud —4,87 m— y tiene casi diez centímetros más de batalla, dimensiones que configuran un interior con mayor espacio para las piernas y un diseño exterior con superior superficie acristalada, algo que, según la marca, impone una mayor categoría y clase al vehículo. La capacidad de maletero, sin embargo, desciende desde los 565 litros oficiales hasta los 525 anunciados para el modelo americano.

El Passat ofrecerá más versiones de acabado que motores: siete variantes en total, con un nivel de acceso bastante completo tanto por activa como por pasiva, pero con el confort como factor siempre prioritario. En su diseño interior destacan las dos secciones horizontales divididas por las inserciones decorativas y en líneas generales es bastante parecido al Passat que conocemos.

¿Qué opinas? Deja tus comentarios; los más interesantes se publicarán en la revista Autopista. Si lo prefieres, debate esta noticia en nuestros foros.

Galería relacionada

Volkswagen Passat americano

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...