Volkswagen ID. BUGGY: de las dunas a la movilidad eléctrica

Tras los ID. (compacto), ID. Buzz (monovolumen), ID. Crozz (SUV) e ID. Vizzion (berlina), el nuevo VW ID. Buggy es el quinto modelo basado en la plataforma eléctrica MEB.
Pablo Mallo.

Twitter: @p__mallo -

Volkswagen ID. BUGGY: de las dunas a la movilidad eléctrica
Volkswagen ID. BUGGY: de las dunas a la movilidad eléctrica

A diferencia de otros modelos de la familia Volkswagen ID., el prototipo ID. Buggy que la marca desvela en el Salón de Ginebra 2019 carece de sistemas de conducción autónoma. Está pensado como vehículo de recreo, para una conducción divertida en las distancias cortas. Su equipamiento es mínimo, apenas un cuadro de mandos digital y unos altavoces bluetooth. Prescinde de techo y de puertas, y los elementos de su interior son impermeables y resistentes, aunque cuenta con una lona negra que puede extenderse entre el parabrisas y la barra trasera tipo Targa. En principio, el ID. Buggy está configurado como coche biplaza, aunque podría adoptar una distribución 2+2.

Publicidad

El Volkswagen ID. Buggy se ha concebido para circular por senderos sin pavimentar, dunas y playas, así como en las noches de verano en la ciudad. Mide 4,063 metros de longitud, 1,89 de anchura y 1,463 de altura, con una distancia entre ejes de 2.650 mm y una altura libre al suelo de 24 cm. Los bajos cuentan con una protección de aluminio para circular con garantías fuera del asfalto, protegiendo así los grupos auxiliares y la batería de iones de litio, colocada bajo el piso del coche y con una capacidad de 62 kWh, suficiente para una autonomía de 250 km según la normativa WLTP.

El motor eléctrico está situado en la parte posterior, como ocurría con los buggy de los años 60 basados en el Volkswagen Escarabajo. Rinde 150 kW (204 CV) y 310 Nm de par, con lo que logra acelerar de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos y una velocidad máxima limitada a 160 km/h.

Volkswagen ID. BUGGY, de las dunas a la movilidad eléctrica

Volkswagen ID. BUGGY: así es su interior

En caso de querer una variante de tracción total, bastaría añadir otro motor eléctrico en el eje delantero. Y como ocurría con el buggy original, podrá ser construido por fabricantes externos aprovechando la base modular de la plataforma eléctrica MEB, a la que se añadiría una carrocería personalizada. Toda una reinterpretación del mítico buggy adaptada a los tiempos modernos.

Publicidad
También te puede interesar

Seat desvela los primeros detalles de su esperadísimo compacto 100% eléctrico. Se llama El-Born, se presenta en el Salón de Ginebra y compartirá base con el VW ID Neo. Te contamos todos sus secretos.

Mucho antes del lanzamiento al mercado de su primer eléctrico ID, Volkswagen nos revela cómo será su compacto revolucionario… e incluso nos deja conducirlo. ¿Un eléctrico por el precio de un Diesel?