Volkswagen Golf GTI Dark Shine, ‘golfo’ y radical

La versión más radical del Golf se desvela en Wörthersee 2015: su nombre es GTI Dark Shine, rinde 395 CV y sus pinturas de guerra son el negro y el amarillo.
Alejandra Otero -
Volkswagen Golf GTI Dark Shine, ‘golfo’ y radical
Volkswagen Golf GTI Dark Shine, ‘golfo’ y radical

El que fuera presentado en forma de ‘teaser’ como Volswagen Golf GTI Performance ha sido finalmente desvelado este fin de semana en Wörthersee 2015. Y lo ha hecho bajo el nombre de Golf GTI Dark Shine, lo que bien puede aludir al color bitono de su carrocería, en gris oscuro y amarillo, o a su hipervitaminada mecánica que toma como base la GTI Performance. Cuestión de pareceres. ¿Sus creadores? 13 avanzados aprendices que tiene VW en sus filas.

Empezando por el plato fuerte, el Volkswagen Golf GTI Dark Shine esconde bajo el capó un 2.0 turboalimentado, que tras ciertos retoques, alcanza la brutalidad de 395 CV. A ello ha ayudado el nuevo sistema de escape de alto rendimiento en acero inoxidable así como algunas modificaciones en el intercooler. De igual manera, el cambio de doble embrague DSG se ha adaptado para poder atar en corto semejante exceso de caballería.

En lo que toca a la estética, su imagen habla por sí misma: la parte delantera del Golf GTI Dark Shine va pintada en gris oscuro Daytona, mientras que la trasera hace lo propio en amarillo R. Esta misma combinación también ha sido utilizada en sus ruedas, con llantas oscuras y detalles amarillos en el perfil del neumático, así como en las pinzas de los frenos. Y este contraste entre tonos también continúa en el habitáculo: los asientos Recaro van tapizados en cuero negro y alcántara de idéntica tonalidad, combinando con el amarillo del logo GTI bordado en el cabecero, de las costuras y la parte trasera de los asientos delanteros. El volante también viste en alcántara negro titanio, con las costuras y los radios en amarillo, mientras que este último también viste los marcos y las manillas de los relojes del cuadro de mandos.

Más allá de la estética, el lado más radical del Golf, nos recuerda que ha nacido para enamorar en Wörthersee 2015. Así lo demuestra su equipo de audio de 3.500 vatios con 8 altavoces y 3 subwoofer que prometen ser el terror del vecindario. 

 

También te puede interesar

VW Golf GTI Clubsport Concept

VW Golf GTE Sport, súper híbrido enchufable

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...