VW Golf GTE Sport, súper híbrido enchufable

El Volkswagen Golf GTE Sport es una propuesta de coche deportivo de altas prestaciones, con una potencia total de 400 CV y tecnología híbrida enchufable.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

VW Golf GTE Sport, súper híbrido enchufable
VW Golf GTE Sport, súper híbrido enchufable

El mito Volkswagen Golf vuelve a escribir un capítulo con letras doradas en su gloriosa historia. La firma alemana presenta en el Wörthersee GTI Festival de Austria, uno de los eventos de referencia a nivel europeo del peculiar mundo del tuning y de los 'performance cars', el nuevo y espectacular Golf GTE Sport, una propuesta de cómo podría ser un deportivo brutal en el futuro.

La fibra de carbono es el material predominante en la agresiva carrocería coupé del Volkswagen Golf GTE Sport. Carrocería a ras de suelo, bajo centro de gravedad, diversas entradas de aire, diseño que recuerda a aquel bestial Golf  GTI W12-650 y puertas con sistema de apertura de alas de gaviota (al igual, por ejemplo, que el XL1) son la carta de presentación de este deportivo híbrido enchufable. La tecnología led de iluminación en los faros delanteros y grupos ópticos traseros, el aerodinámico alerón posterior, el difusor de aire trasero y las grandes llantas de aleación de 20 pulgadas, montadas en neumáticos de medidas 235/35 delante y 275/30 detrás, son otros de los detalles destacados del Golf GTE Sport.

VW Golf GTE SportSi la utilización de fibra de carbono es uno de los elementos directamente heredados de los coches de competición, dicho material también está presente en el futurista interior del Golf GTE Sport. En su configuración, la zona del conductor y del acompañante están totalmente separadas. El ambiente de carreras se refleja por la fisonomía del volante y por los asientos de tipo backet, en este caso, con cinturones de seguridad dotados con arneses con cinco puntos de sujeción. La nota moderna la aportan las tres pantallas de tipo display, en la que se ofrece tanto al conductor-piloto como al acompañante la información más relevante de gestión del sistema híbrido, velocidad, aceleración y hasta influencia de las fuerzas G de aceleración lateral.

Híbrido con alma de competición

En las entrañas híbridas del Volkswagen Golf GTE Sport nos encontramos a un auténtico coche con alma de competición. De hecho, el motor de combustión interna que incorpora este 'angelito' es un gasolina 1.6 TSI de inyección directa, de cuatro cilindros y turboalimentado, directamente heredado del actual coche campeón del Mundial de Rallyes, el Polo R WRC. En el caso del Golf GTE Sport, la potencia de este motor TSI es de 299 CV y su par máximo, de 40,78 mkg.

VW Golf GTE SportDe forma paralela, también cobran especial importancia en el Golf GTE Sport dos motores eléctricos, uno situado en el eje delantero de 85 kW (115 CV) y 330 Nm y el otro ubicado en el tren posterior de 85 kW (115 CV) y 270 Nm. En total, la potencia del sistema híbrido puede llegar a rendir un máximo de 400 CV de potencia y 670 Nm de par. Las prestaciones declaradas son las propias de todo un purasangre, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y una velocidad máxima de 280 km/h. En términos de consumo y emisiones y según la normativa NEDC (New European Drive Cycle), la firma de Wölfsburg anuncia un gasto medio de 2,0 l/100 km.

El encargado de transferir al suelo todo el potencial híbrido del Golf GTE Sport es un cambio automático de doble embrague DSG de seis marchas. La batería de ión-litio se puede cargar de dos formas: con un enchufe directamente a la red eléctrica o en movimiento, mediante el sistema de frenada regenerativa. En función de las circunstancias de conducción, del nivel de carga de la batería y de los gustos del conductor en cada momento, se plantean hasta cinco modos de funcionamiento del sistema híbrido.

El modo E-Mode del Golf GTE Sport es el puramente eléctrico. Si las circunstancias de conducción son las óptimas y el nivel de carga de la batería es el idóneo, esta versión del Golf puede recorrer hasta 50 km, impulsado únicamente por la energía eléctrica del motor trasero (en caso necesario, el motor eléctrico delantero también apoyaría al trasero). En el modo Hybrid Mode, el sistema gestiona de la forma más eficiente el funcionamiento de los dos motores eléctricos y del motor de gasolina TSI. Por otro lado, si se quiere mantener la energía eléctrica disponible en la batería, lo mejor es optar por el modo Battery Hold, mientras que si lo que queremos es aumentar el nivel de carga del acumulador, se puede elegir el modo Battery Charge (en este caso, el consumo de gasolina aumentaría y los dos motores eléctricos actúan como generadores). Por último, para los fanáticos de las prestaciones deportivas más excitantes, este Golf les regala la función GTE Mode, con un funcionamiento a pleno rendimiento de los tres motores y con la tracción total como salvaguarda para asegurar las máximas dosis de dinamismo, motricidad y agarre.

También te puede interesar

- Volkswagen Golf GTI Clubsport en Wörthersee

- Audi TT Clubsport en Wörthersee

 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...