Publicidad

Volkswagen Beetle Dune, imagen de buggie

Sus líneas rememoran un evocador pasado con el que pretende llamar la atención y ampliar la leyenda de este simpático modelo. Por el momento es un concepto, pero quién sabe si podría llegar a la serie. Todo depende de su éxito en Detroit.
Pablo Mallo. -
Volkswagen Beetle Dune, imagen de buggie
Volkswagen Beetle Dune, imagen de buggie

Aporta sobre todo estética, con agresivas nervaduras y salidas de aire en el capó, parachoques rediseñados, una deportiva parrilla enmarcada en aluminio, así como faros antiniebla de tipo LED integrados en un patrón semicircular. En la zona trasera cuenta con escapes laterales y un alerón que hace las veces de portaesquís, pues se pueden asegurar con una abrazadera al deflector superior, un sistema que no dificulta la apertura del maletero.

 

Siguiendo con su diseño, cuenta con musculosos pasos de rueda que ensanchan la carrocería 2,4 cm por cada lado, alcanzando una anchura total de 186 cm. También crece 1,2 cm de longitud (4,29 m) y 5 cm en altura, lo que le posibilita ciertas cualidades off-road, aunque siempre limitadas por su condición de tracción delantera; eso sí, está dotado de bloqueo electrónico de diferencial XDS. Su motor turbo de inyección directa de gasolina está asociado a un cambio DSG de 6 marchas y anuncia 210 CV, con lo que alcanza los 100 km/h saliendo desde parado en 7,5 segundos y una punta de 227 km/h. A su vez, promete un consumo en ciudad de 10,2 l/100 km, y de 8,1 l/100 km en carretera.

 

El interior, lleno de inserciones del color de la carrocería, cuenta con tapicería de cuero para sus cuatro asientos, en los que no podían faltar costuras anaranjadas. El mismo color se emplea en las grafías del cuadro de instrumentos, que se complementa con indicadores adicionales para la temperatura del aceite, cronómetro o presión de neumáticos. La pantalla táctil de 7,7 pulgadas y tecnología AMOLED muestra los mismos inclinómetros digitales que equipaba el espectacular concept New Beetle Dune del año 2000. A su vez, dispone de informaciones meteorológicas y puntos de interés dentro de la aplicación Volkswagen Sideways, que además de encontrar los restaurantes más próximos, te indica dónde están comiendo tus amigos. Como guiño a sus antepasados, la guantera superior se ha sustituido por un asidero específico para el pasajero.

 

Por el momento es un concepto, pero si consigue atraer la suficiente atención del público podría llegar a convertirse en un modelo de producción.

Galería relacionada

Volkswagen Beetle Dune