Publicidad

Toyota Yaris y Sienna DUB Edition, tuning para todos los gustos

Los Toyota Yaris y Sienna DUB Edition son las apuestas de la firma japonesa en el Salón SEMA 2014 de tuning y personalización de vehículos. Carrocería ensanchada y rebajada, llantas y neumáticos de generoso tamaño, interior más tecnológico... son sólo algunos de los cambios más destacados de estas dos nuevas creaciones.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Toyota Yaris y Sienna DUB Edition, tuning para todos los gustos
Toyota Yaris y Sienna DUB Edition, tuning para todos los gustos

Polos opuestos: un pequeño utilitario y un monovolumen de gran tamaño. El mundo del tuning no tiene límites y una nueva buena prueba de ello son los nuevos Toyota Yaris DUB Edition y Sienna DUB Edition, las apuestas de la marca nipona en el SEMA 2014, el evento de referencia para los fanáticos del tuning en Estados Unidos.

En primer lugar, el Toyota Yaris DUB Edition luce una carrocería ensanchada y rebajada de dos tonos y nuevas llantas de aleación de 20 pulgadas montadas sobre neumáticos del especialista Nitto Ivo. El sistema de frenado corre a cargo de TRD (Toyota Racing Development) con pinzas StopTech de color rojo. Por su parte, en el interior del Yaris DUB Edition destaca como elementos más destacados unos asientos de tipo bacquet del especialista Sparco, barras antivuelco, un iPad y un sistema de sonido de alta fidelidad dotado de cuatro grandes altavoces, dos subwoofers y tres amplificadores.

El monovolumen Toyota Sienna DUB Edition presenta una carrocería ensanchada de color específico -Galaxy Grey-, una zona frontal con doble parrilla y llantas de aleación de 22 pulgadas en neumáticos Nitto 420S. La suspensión también es nueva y rebaja la altura del coche respecto al suelo. El sistema de frenado lo vuelve a firmar el departamento Toyota Racing Development. Por otro lado, el interior incorpora numerosos elementos exclusivos y tecnológicos, entre los que destaca la nueva tapicería de cuero, la nueva iluminación ambiente de tipo Led y un sistema de sonido que incluye ocho altavoces, cuatro subwoofers y seis amplificadores, lo que convierte a este monovolumen casi en una discoteca rodante.