Publicidad

Toyota Setsuna, un coche de madera biplaza y eléctrico

El Toyota Setsuna es un prototipo realizado en madera que se presentará en el 'Salone del Mobile' de Milán, la feria de diseño más grande del mundo.
Pablo Mallo.

Twitter: @p__mallo -

Toyota Setsuna, un coche de madera biplaza y eléctrico
Toyota Setsuna, un coche de madera biplaza y eléctrico

El Toyota Setsuna es un coche realizado principalmente en madera e impulsado por tecnología eléctrica. Con este prototipo, Toyota participará por primera vez en el 'Salone del Mobile' de Milán, también conocido como la Semana del Diseño de Milán.

El Toyota Setsuna es un roadster que mide 3,03 metros de longitud, 1,48 metros de anchura y 0,97 metros de altura, con una distancia entre ejes de 1,70 metros. Cuenta con capacidad para dos ocupantes y no tiene techo. Emplea diferentes tipos de madera para los paneles exteriores, el bastidor, el piso y los asientos. La madera, si se cuida adecuadamente, puede durar muchas generaciones, además va adquiriendo una coloración y textura específicos según su uso y entorno, adoptando un carácter único. 

La denominación de este Toyota, Setsuna, significa 'momento' en japonés y simboliza los momentos especiales y efímeros que la gente vive con sus coches, haciendo que cada vehículo sea único e irremplazable. 

Según Toyota, la decisión de realizar el Toyota Setsuna en madera, un material duradero pero que tiende a evolucionar con el paso del tiempo, refleja el esfuerzo de Toyota de dar forma a las relaciones entre las personas y sus coches. 'El Toyota Setsuna simboliza la transformación gradual que experimentan los vehículos con los años, como si absorbieran las aspiraciones, los recuerdos y las emociones de múltiples generaciones de una familia'. Cada vez que un coche pasa de una generación a otra, acumula valor sentimental. 

Kenji Tsuji, el ingeniero que supervisa el desarrollo del Toyota Setsuna, ha explicado: 'Evaluamos varias formas de expresar el concepto y seleccionamos distintas maderas para aplicaciones concretas, como cedro japonés para los paneles exteriores y abedul japonés para el bastidor. También prestamos una especial atención a las medidas y la organización de los distintos componentes. Para la estructura de ensamblaje, adoptamos una técnica tradicional de carpintería japonesa denominada okuriari, que no recurre a clavos ni tornillos. La línea de la carrocería del Setsuna traza una hermosa curva que recuerda a una embarcación. También nos gustaría que el observador imagine cómo el Setsuna irá desarrollando gradualmente un carácter complejo y único a lo largo de los años. El vehículo incluye un reloj de 100 años para ir midiendo el tiempo a través de generaciones, y unos asientos que combinan la belleza funcional con la suave tonalidad de la madera.' 

También te puede interesar:

Toyota Mirai, analizamos cómo va el primer coche de hidrógeno en serie

Los diseñadores de coches se pasan a... diseñar de todo

BMW GINA Light Visionmodel, con carrocería de tela