Skoda Octavia RS, la practicidad más deportiva

El Skoda Octavia RS completa la gama de la tercera generación de este popular modelo. Estará disponible con dos motores -un gasolina 2.0 TSI de 220 CV y un Diesel 2.0 TDI de 184 CV- y dos versiones de carrocería -berlina y familiar Combi-. Los nuevos RS son la apuesta deportiva que hace Skoda en su Octavia, eso sí, sin olvidar los valores típicos de la marca checa: espacio y practicidad.
Jorge Serrano -
Skoda Octavia RS, la practicidad más deportiva
Skoda Octavia RS, la practicidad más deportiva

El célebre Festival de Velocidad de Goodwood (Reino Unido), punto de reunión de flamantes deportivos del pasado, presente y futuro, será el lugar elegido el próximo mes de julio para el estreno oficial del nuevo Skoda Octavia RS.

 

Skoda Octavia RS IIILa tercera generación del Skoda Octavia RS mejora en todos sus aspectos a su antecesor. La marca checa anuncia una mejora del 19 por ciento en términos de eficiencia de este Octavia RS III respecto al RS II. En la consecución de este logro han tomado protagonismo el sistema Start-Stop de parada y arranque automático del motor y el dispositivo de frenada regenerativa, ambos de serie.

 

El nuevo Skoda Octavia RS III estará disponible con dos motores de cuatro cilindros turboalimentados, concretamente un gasolina 2.0 TSI de 220 CV (en esencia, el mismo motor que el VW Golf GTI VII) y el Diesel de nuevo desarrollo del grupo Volkswagen, el 2.0 TDI de 184 CV (el mismo, por ejemplo, que el Golf GTD VII). Ambos motores se combinarán de serie con una caja de cambios manual de seis marchas, aunque también se podrán acoplar al conocido cambio automático de doble embrague DSG de seis velocidades.

 

Para el Octavia RS III con motor 2.0 TSI de 220 CV y cambio manual de seis marchas, Skoda adelanta las siguientes prestaciones: una velocidad de 248 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, por lo que nos encontramos ante el Skoda Octavia más rápido de todos los tiempos. Por su parte, para al Octavia RS acoplado al motor 2.0 TDI, las prestaciones declaradas son algo peores, pero no obstante, muy interesantes, con una velocidad máxima de 231 km/h y un 'sprint' de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos.

 

Entrañas deportivas

Como suele ser habitual en las versiones RS del Skoda Octavia, en esta tercera entrega los conductores también podrán escoger entre la versión berlina de cinco puertas y la familiar Combi. En ambos casos, el esquema de suspensiones se ha puesto al día, con un tarado más deportivo en muelles y amortiguadores. En el tren delantero, se ha optado por un esquema independiente McPherson con triángulo superpuesto, mientras un esquema multibrazo es el que toma el protagonismo en el tren posterior. La altura de la carrocería respecto al suelo también ha bajado ligeramente (12 mm en la berlina y 13 mm en el Octavia Combi), por lo que estamos ante un vehículo más 'pegado' al asfalto.

 

Skoda Octavia RS IIIEn la tercera entrega del Skoda Octavia RS destaca la presencia de dos nuevos sistemas que permiten mejorar sus aptitudes dinámicas. El primero de ellos es la nueva dirección electromecánica progresiva, además del diferencial autoblocante electrónico XDS, un dispositivo que aporta motricidad y dinamismo en situaciones de posibles pérdidas de adherencia (en curvas a gran velocidad o con asfalto irregular). Este sistema XDS funciona coordinado con el control de estabilidad ESC.

 

Los guiños deportivos tanto en su diseño exterior como en el interior son numerosos. Paragolpes modificados, parrilla delantera con siglas VRS, difusor de aire posterior en color negro, salidas de escape de forma trapezoidal, alerón sobre la tapa del maletero en versión berlina y spoiler en la parte final del techo en la variante Combi... son algunas de las prendas de atleta que viste el Skoda Octavia RS. En esta ocasión, también se han diseñado hasta cinco nuevas llantas de aleación en tres diámetros de 17, 18 y 19 pulgadas. De serie, desde las más básicas, entre los radios se podrán ver las pinzas de freno en color rojo, a estilo y semejanza de los coches deportivos. Ya en el interior, el habitáculo también presenta multitud de cambios respecto al resto de versiones del Octavia, con el color negro como claro protagonista a juego con el volante deportivo de tres radios, los asientos deportivos y el acero inoxidable de los pedales y tiradores de las puertas. Como no podía ser de otra forma, el logo VRS está bien visible en el volante, selector/pomo del cambio, asientos, paneles de las puertas y alfombrillas.

 

Practicidad y seguridad

El Skoda Octavia RS también cuida al máximo dos de los máximos valores que siempre han caracterizado al Octavia: la funcionalidad y el espacio generoso. Por ello, abundan los huecos portaobjetos en el interior, además de un volumen de carga en el maletero a tener en cuenta, con 590 litros de capacidad en la versión berlina y 610 litros en la variante familiar Combi.

 

Por último, la seguridad y el confort son otros dos apartados en los que se ha puesto especial atención en este nuevo Skoda Octavia RS. Entre los elementos más interesantes, destacan los siguientes: sistema de frenado de emergencia y de control de distancia de seguridad, asistente de cambio involuntario de carril, control de prevención fatiga y cansancio del conductor, nueve airbags, control inteligente de iluminación,  sistema de ayuda al aparcamiento, control de reconocimiento de señales de tráfico, sistema inteligente de acceso y arranque sin llave KESSY y sistema de información, navegación y entretenimiento con pantalla táctil de ocho pulgadas.

 

En definitiva, el nuevo Skoda Octavia RS es buen ejemplo de la practicidad más deportiva.

 

También te puede interesar...
- Skoda Octavia III, lo conducimos

 

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...