Salón del Automóvil de Pekín 2008

En esta edición del Salón de Pekín se ha puesto de manifiesto que, aunque ese país está en otro continente, su mundo del automóvil gira sobre el mercado europeo y americano. Y si no te lo crees, mira las fotos de los coches que allí se presentaban como novedades o como conceptos futuros.
-
Salón del Automóvil de Pekín 2008
Salón del Automóvil de Pekín 2008

Nada más bajar del avión, lo primero que llama la atención –al margen de que el aeropuerto de Pekín es una copia de la T4 de Madrid- es la cantidad de coches de procedencia europea que se encuentran en los aparcamientos; y no sólo de marcas de lujo.

Y es que mientras que en el interior del Salón las marcas indígenas tenían una gran presencia, con un apreciable número de modelos, tanto de gama media, como alta e, incluso, coches concepto, en el parking se agolpaban un buen número de modelos de Audi, Volkswagen, BMW, Mercedes, Hyundai o Toyota.

En un primer paseo por el salón nos damos cuenta de que hay que llevar “chuleta” para saber qué es lo que estamos viendo. Y un mapa en el que marcar por donde hemos pasado para darse cuenta de que, aunque lo parezca, no hemos visitado esos pabellones.

Y decimos esto porque te puedes encontrar dentro de un stand de una marca china representantes de otras marcas europeas -con su nombre y apellidos-, fruto de los distintos acuerdos con ellas pero que, además, están presentes en el espacio de la correspondiente marca europea. Todo un lío, vamos.

Otra curiosidad: a pesar de que había bastante gente en los días de prensa, en el único pabellón por donde no se podía ni circular era en el que estaban presentes marcas como Ferrari, Maserati y Porsche. Por algo será. Eso sí, no queremos ni pensar lo que será ese pabellón en los días abiertos al público.

En esta edición del salón ha quedado patente que, de momento, le queda bastante que estudiar a las marcas chinas. Es cierto que han presentado incluso coches concepto que vistos sólo por fuera hacen que te quedes “embobado” mirándolos. Pero todo sigue siendo simplemente “fachada”. Los más llamativos no se podían abrir; había algunos a los que ni siquiera te podías acercar y aquellos que no tenían ninguno de estos dos últimos impedimentos te sorprendías, como me paso a mí, con que después de abrir una de sus puertas laterales, no se podía volver a cerrar. Y no eran pre-producción.

Esto son cosas que pasan hasta en las mejores familias, pero su evolución todavía tiene que recorrer un largo camino si quieren que sus modelos rueden por nuestras calles.

De las marcas europeas allí presentes, Audi presentó el nuevo Q5, Mercedes el GLK y para el mercado chino, Volkswagen presentó dos nuevos modelos, la nueva generación del Bora –fabricado conjuntamente con FAW– y el nuevo Lavida, el primer modelo desarrollado fuera de Alemania y que tiene a Shanghai-VW como su fabricante.

La cita asiática también nos sirvió para contemplar algunos coches ‘singulares’. Este es el caso del Geely Panda, un automóvil que nos recuerda al simpático animal, o el Lifan 320, la ‘copia’ china del Mini Cooper.

Vídeo: Así fue la presentación del Spirra S

Galería relacionada

Salón de Pekín 2008

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...