Rolls Royce Phantom Drophead Coupé 'Waterspeed Collection'

Inspirándose en aquellos record de velocidad en tierra y agua de los Bluebird con motor Rolls Royce, la ilustre marca de Goodwood está preparando para este 2014 una serie de 35 unidades del Phantom Drophead Coupé llenas de historia y "flema británica".
Lorenzo Alcocer -
Rolls Royce Phantom Drophead Coupé 'Waterspeed Collection'
Rolls Royce Phantom Drophead Coupé 'Waterspeed Collection'

A lo largo del año Rolls Royce tiene previsto sacar versiones especiales conmemorativas de hitos de su historia y este dibujo del Phantom Drophead Coupé nos adelanta su línea "Waterspeed Collection".

 

La historia cuenta que Gran Bretaña quería ser la "nación más rápida sobre el agua" y para ello un equipo de entusiastas fabricó una lancha propulsada por un motor Rolls Royce Type R con el objetivo de batir el record de velocidad que durante 5 años seguidos un equipo estadounidense llevaba cada vez más lejos. En 1937, en el tranquilo lago Maggiore, en la frontera suiza/italiana, un equipo comandado por el piloto Malcolm Campbell se presentó con su lancha BlueBird K3 y en el primer intento obtuvo el récord mundial de velocidad sobre agua al alcanzar una velocidad de 126,3 mph. Al día siguiente, repitieron la prueba y firmaron un segundo nuevo record de 129,5 mph. Campbell no era un piloto cualquiera. Antes, el 1935, Malcolm batió el record de velocidad en tierra con otro Bluebird, igualmente propulsado por motores Rolls Royce Type R.

 

De todo esto nace la inspiración de Rolls Royce por su línea "Waterspeed Collection" aplicada al Phantom Drophead Coupé. Lo más característico será su pintura exterior, una combinación de acero cepillado que transmite alta ingeniería, como aquellos Bluebird, y azul Maggiore, del que no hace falta decir a qué se quiere homenajear.

 

Rolls Royce no ha comunicado más detalles del Phantom Drophead Coupé "Waterspeed Collection", que en su versión "estándar" monta un inmenso bloque V12 de aluminio de 6,7 litros que desarrolla 460 CV a solo 5.350 rpm y sus 73,5 mkg aparecen a 3.500 rpm. La caja de cambios es automática de 8 velocidades. Su techo de lona de recoge eléctricamente y deja ver una interior majestuoso en el tamaño, diseño, material y estilo, como solo Rolls Royce imprime en sus vehículos.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...