Publicidad

Rimono, el increíble coche eléctrico con carrocería de lona

Os presentamos al Rimono, un pequeño prototipo de coche eléctrico procedente de Japón cuya gran particularidad es su carrocería: ¡está fabricada en lona!
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Rimono, el increíble coche eléctrico con carrocería de lona
Rimono, el increíble coche eléctrico con carrocería de lona

El coche que veis en imágenes se llama Rimono, que en japonés significa algo así como “el kimono de la carretera”. En realidad, este nombre tiene una explicación, y la encontramos en la carrocería de este pequeño coche eléctrico de origen nipón: su construcción en tela, en una mezcla de algodón y poliéster, le confiere a su exterior un aspecto y una textura blanda al tacto.

El Rimono mide 2,2 metros de largo y apenas 1 metro de ancho. En este primer prototipo desvelado por el diseñador japonés Kota Nezu (creador del también sorprendente Toyota de madera) y su equipo se anuncia un peso de 320 kg, aunque la versión definitiva que salga a la venta en verano de 2017 declarará menos de 200 kg.

Quizás lo más parecido que hay en el mercado, y que conozcamos, es el Renault Twizy, otro particular coche eléctrico de medidas similares (2,32 metros) y de características similares. Por ejemplo, como en el Rimono, sus dos plazas en tándem, o que se podría conducir con la licencia de ciclomotor, como la versión de 5 CV del Twizy. El motor eléctrico del coche japonés declara 5 kW de potencia (7 CV), una velocidad punta de 45 km/h y una autonomía de 50 kilómetros, gracias a unas baterías de iones de litio de 4 kWh de capacidad.

Rimono

Rimono: cómo no, para la ciudad

El Rimono se convertirá en el amigo perfecto del conductor y la conductora para sus desplazamientos por la ciudad, para ir al trabajo o para llevar a los niños a la guardería. A favor tiene su reducidísimo peso y su agilidad a través de su manillar, en lugar del clásico volante. Una tablet de Apple será la que haga las tareas de sistema multimedia y ordenador de a bordo. Sencillez por bandera.

Como podrás ver en el vídeo, la personalización será pieza importante para el cliente, que dispone de diferentes colores para dar color a la carrocería de tela. Un guiño claro para el público más joven, que podrá además personalizar el sonido que emite el coche a golpe de botón. ¡Hasta en esto son japoneses!

De seguridad, eso sí, no hablan mucho. Habría que ver al Rimono pasando las pruebas del ‘crash-test’ para ver su resistencia real… nos tememos lo peor.

Rimono

También te puede interesar

¿Renault Twizy o scooter?