Renault ZOE: el utilitario limpio del futuro

El año 2012 era la fecha marcada por Renault-Nissan para la llegada de su familia de eléctricos de serie. Un objetivo que parece más que probable con la llegada del ZOE, un modelo pre-serie que se presenta como un utilitario eléctrico muy real.
-
Renault ZOE: el utilitario limpio del futuro
Renault ZOE: el utilitario limpio del futuro

Producir coches eléctricos de serie en 2012, un objetivo fijado por la alianza Renault-Nissan que parece estar yendo por muy buen camino. Prueba de ello es el Nissan ZOE, presentado en el Salón de París 2010, que de concept pasa a modelo pre-serie –está desarrollado en un 90 por ciento- y se aleja de una imagen futurista para mostrar una realista que bien podría ser el futuro de su utilitario Clio. Desde la propia marca así lo anuncian.

Respecto al prototipo vemos un modelo menos deportivo, más centrado en la utilidad, aunque no abandona las líneas fluidas y aerodinámicas, inspiradas en la forma de una lágrima. Si bien sus 161 kilómetros de autonomía lo señalan como un modelo más urbano que de largos trayectos, lo cierto es que su fisonomía y prestaciones le permiten desenvolverse sin problemas en vías rápidas: con un motor de 80 CV -60 kW- alcanza una velocidad máxima de 135 km/h y acelera de cero a cien en 8,1 segundos.

La principal virtud del Renault ZOE, y una de las razones por las que se puede considerar viable, es su rapidez de recarga. Enchufado sólo 10 minutos a un poste específico es capaz de ganar 60 kilómetros de autonomía y para llegar al 80 por ciento únicamente precisa de 30 minutos. Asimismo, en aquellos países equipados con centros de sustitución de baterías, o Quickdrop, puede llevar a cabo dicho proceso en tres minutos.

Además de la recarga rápida, cuenta con un sistema de recarga convencional enchufado a una toma doméstica, aunque el tiempo aumenta considerablemente: entre seis y ocho horas. El ZOE deja de manifiesto que el coche eléctrico es real, ahora son las Administraciones las que tienen que mover ficha para hacerlo viable.

Cero emisiones y un habitáculo que va más allá del término confortable. El Renault cuenta con elementos concebidos para convertir la conducción en casi una experiencia sensorial. Sistema de climatización es un término insuficiente para calificar esta tecnología, desarrollada junto a la marca cosmética Biotherm, que convierte el interior de este utilitario eléctrico en un auténtico ‘SPA rodante’.

Su sistema adecua la temperatura y la humedad del habitáculo en cada momento. Pero añade además un sensor de toxicidad que mantiene el interior limpio de partículas contaminantes, lo que consigue mediante un sistema de filtros y cerrando los conductos de ventilación cuando lo considera necesario. También cuenta con un difusor de aroma que varía según las necesidades de conducción: relajante durante el día y estimulante en la noche, para evitar la somnolencia del conductor.

El sistema se completa con lo que Renault denomina ‘terapia de luz’: la pantalla de la consola central irradia una luz que estimula a los ocupantes envolviéndoles en una sensación de bienestar.

Galería relacionada

Renault Zoe

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...