Porsche Panamera

Ya está presentado oficialmente el Porsche Panamera, el punto de partida de una nueva era de Porsche, que afronta el futuro con su primer superdeportivo de cuatro puertas de la historia. Seguro que las marcas rivales no se quedan atrás.
-
Porsche Panamera
Porsche Panamera

Desde aquellos primeros bocetos que se dejaron ver a principios de 2008, Porsche ha ido desvelando la información con cuentagotas; del nuevo Panamera te lo habíamos contado prácticamente todo. Los últimos detalles técnicos se han hecho públicos hace tan sólo unas semanas.

Ahora nos queda la toma de contacto «oficial», ya con coches ya de producción, que será en el mes de junio. Pero antes se nos planteaba la oportunidad de despejar un par de dudas: ¿ganará al natural o será tal como se deja ver en las fotos? ¿se podrá viajar con el confort suficiente en los dos asientos posteriores como para poder catalogarlo como un auténtico cuatro plazas?

Así que, ni cortos ni perezosos, nos hemos ido nada menos que hasta China a despejar la duda aprovechando la presentación mundial del Panamera durante el Salón del Automóvil de Shanghai. Y ya te podemos anticipar que en vivo y en directo, a pesar de sus dimensiones (es tan ancho como un Cayenne, y considerablemente más largo), el Panamera nos ha parecido un auténtico y genuino Porsche, aunque la zaga no sea su mejor perspectiva.

Respecto a la segunda cuestión, la respuesta también es afirmativa. Las dos plazas traseras del Panamera son como para viajar en primera clase, disfrutando si se quiere (mejor dicho, si se paga) incluso de pantallas individuales de vídeo. El acceso no es complicado y los asientos sujetan como sugiere su diseño deportivo, pero no resultan nada incómodos. En cuanto a la altura libre, sólo los que superen con holgura los 185 centímetros de estatura pueden empezar a preocuparse por su peinado, porque ni siquiera tendrán problemas en cuanto a espacio para las piernas. Aunque no hay mucho sitio para meter bien los pies por debajo de los asientos delanteros la postura, no es incómoda, pues la banqueta no va tan baja respecto al piso como para llevar las rodillas muy elevadas.

Despejada la duda los que pongan su punto de mira en el Panamera porque realmente necesiten esas plazas a buen seguro también muestren interés por el maletero, al que se accede a través de un enorme portón de asistencia eléctrica para la apertura y el cierre. Y también hemos podido comprobar que los 455 litros de capacidad anunciados (algo menos en el turbo), poco para las dimensiones del coche pero muchos para tratarse de un Porsche son tan reales como aprovechables, con unas formas muy regulares y con la posibilidad de abatir fácilmente los respaldos sobre la banqueta de forma asimétrica para alcanzar hasta 1.260 litros. Eso sí, olvida la rueda de repuesto. Bajo el piso del maletero apenas hay sitio para el kit antipinchazos y un enorme subwoofer de 300 vatios. En Porsche quieren reforzar todo lo que se refiere a la oferta «infotainment», y para ello no han dudado en encargar el equipo de sonido a los especialistas de Burmester, que no han escatimado en potencia: 16 altavoces, y un total de 1.000 vatios.

Un híbrido para 2010. Se confirma una versión híbrida, que debería lanzarse en 2010. Con las baterías ubicadas bajo el maletero y el módulo híbrido integrado entre el motor (un V6 que rendirá unos 300 CV) y el cambio, el objetivo es conseguir un consumo medio que no supere los 9 l/100 km, con una capacidad de aceleración similar a las del V8 de tracción trasera.

En su presentación en sociedad los directivos de la firma alemana se mostraban esperanzados a pesar de que ha tocado lanzar un coche como el Panamera en una situación de crisis como la que se está viviendo en todo el mundo. Pero el mercado asiático tiene un gran potencial para la marca alemana (de ahí elegir el Salón de Shanghai, primera vez que Porsche presenta un nuevo modelo fuera de Europa o Estados Unidos), que confía en mantener el ritmo de ventas inicialmente previsto de 20.000 unidades al año en todo el mundo. Si quieres uno ya sabes, desde 105.525 euros, que es lo que cuesta el V8 de tracción trasera (unos 8.500 euros más el 4S con tracción total, y 150.111 el Turbo), puede ser tuyo.

¿Qué opinas del Porsche Panamera? Deja tus comentarios; los más interesantes se publicarán en la revista Autopista. Si lo prefieres, debate esta noticia en nuestros foros.

Desde aquellos primeros bocetos que se dejaron ver a principios de 2008, Porsche ha ido desvelando la información con cuentagotas; del nuevo Panamera te lo habíamos contado prácticamente todo. Los últimos detalles técnicos se han hecho públicos hace tan sólo unas semanas.

Ahora nos queda la toma de contacto «oficial», ya con coches ya de producción, que será en el mes de junio. Pero antes se nos planteaba la oportunidad de despejar un par de dudas: ¿ganará al natural o será tal como se deja ver en las fotos? ¿se podrá viajar con el confort suficiente en los dos asientos posteriores como para poder catalogarlo como un auténtico cuatro plazas?

Así que, ni cortos ni perezosos, nos hemos ido nada menos que hasta China a despejar la duda aprovechando la presentación mundial del Panamera durante el Salón del Automóvil de Shanghai. Y ya te podemos anticipar que en vivo y en directo, a pesar de sus dimensiones (es tan ancho como un Cayenne, y considerablemente más largo), el Panamera nos ha parecido un auténtico y genuino Porsche, aunque la zaga no sea su mejor perspectiva.

Respecto a la segunda cuestión, la respuesta también es afirmativa. Las dos plazas traseras del Panamera son como para viajar en primera clase, disfrutando si se quiere (mejor dicho, si se paga) incluso de pantallas individuales de vídeo. El acceso no es complicado y los asientos sujetan como sugiere su diseño deportivo, pero no resultan nada incómodos. En cuanto a la altura libre, sólo los que superen con holgura los 185 centímetros de estatura pueden empezar a preocuparse por su peinado, porque ni siquiera tendrán problemas en cuanto a espacio para las piernas. Aunque no hay mucho sitio para meter bien los pies por debajo de los asientos delanteros la postura, no es incómoda, pues la banqueta no va tan baja respecto al piso como para llevar las rodillas muy elevadas.

Despejada la duda los que pongan su punto de mira en el Panamera porque realmente necesiten esas plazas a buen seguro también muestren interés por el maletero, al que se accede a través de un enorme portón de asistencia eléctrica para la apertura y el cierre. Y también hemos podido comprobar que los 455 litros de capacidad anunciados (algo menos en el turbo), poco para las dimensiones del coche pero muchos para tratarse de un Porsche son tan reales como aprovechables, con unas formas muy regulares y con la posibilidad de abatir fácilmente los respaldos sobre la banqueta de forma asimétrica para alcanzar hasta 1.260 litros. Eso sí, olvida la rueda de repuesto. Bajo el piso del maletero apenas hay sitio para el kit antipinchazos y un enorme subwoofer de 300 vatios. En Porsche quieren reforzar todo lo que se refiere a la oferta «infotainment», y para ello no han dudado en encargar el equipo de sonido a los especialistas de Burmester, que no han escatimado en potencia: 16 altavoces, y un total de 1.000 vatios.

Un híbrido para 2010. Se confirma una versión híbrida, que debería lanzarse en 2010. Con las baterías ubicadas bajo el maletero y el módulo híbrido integrado entre el motor (un V6 que rendirá unos 300 CV) y el cambio, el objetivo es conseguir un consumo medio que no supere los 9 l/100 km, con una capacidad de aceleración similar a las del V8 de tracción trasera.

En su presentación en sociedad los directivos de la firma alemana se mostraban esperanzados a pesar de que ha tocado lanzar un coche como el Panamera en una situación de crisis como la que se está viviendo en todo el mundo. Pero el mercado asiático tiene un gran potencial para la marca alemana (de ahí elegir el Salón de Shanghai, primera vez que Porsche presenta un nuevo modelo fuera de Europa o Estados Unidos), que confía en mantener el ritmo de ventas inicialmente previsto de 20.000 unidades al año en todo el mundo. Si quieres uno ya sabes, desde 105.525 euros, que es lo que cuesta el V8 de tracción trasera (unos 8.500 euros más el 4S con tracción total, y 150.111 el Turbo), puede ser tuyo.

¿Qué opinas del Porsche Panamera? Deja tus comentarios; los más interesantes se publicarán en la revista Autopista. Si lo prefieres, debate esta noticia en nuestros foros.

Galería relacionada

Porsche Panamera, al detalle

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...