Publicidad

Pininfarina BlueCar

Pininfarina y Bolloré han colaborado para desarrollar el Pininfarina BlueCar, un monovolumen compacto y eléctrico. Aseguran ambas compañías que las primeras unidades se entregarán en 2010.
-
Pininfarina BlueCar
Pininfarina BlueCar

Los coches eléctricos han tenido gran parte del protagonismo en la edición 2009 del Salón del Automóvil de Ginebra. Una de las estrellas de este tipo de vehículos ha sido el Pininfarina BlueCar, un prototipo de monovolumen compacto desarrollado conjuntamente por la casa de diseño italiana y Bolloré, empresa francesa especializada en el desarrollo e investigación de baterías y componentes eléctricos. El objetivo de ambas compañías es poder entregar las primeras unidades del BlueCar en 2010. Entre sus planes previstos, además, está fabricar y distribuir este modelo hasta 2017. Ambas empresas calculan que en 2015 la producción ronde las 60.000 unidades. Tanto Pininfarina como Bolloré han diseñado una página web, eléctricos han tenido gran parte del protagonismo en la edición 2009 del www.bluecar.fr, en la que ya se pueden hacer pedidos de este monovolumen eléctrico.

El Pininfarina BlueCar parte de un concept previo presentado en el Salón de París 2008. En la cita francesa se presentó con el nombre de Pininfarina B0, pero finalmente los estilistas italianos y Bolloré se han decidido por el nombre de BlueCar. La columna vertebral de este monovolumen compacto eléctrico debemos buscarla en sus baterías de polímero de litio y en el motor eléctrico de 50 kW (unos 68 CV). Estas baterías están colocadas bajo el piso del coche entre el eje delantero y el trasero, lo que ha llevado a que el centro de gravedad del automóvil esté en una posición muy baja. Se asegura que pasadas unas cinco horas de carga a una toma de corriente doméstica, las baterías estarían cargadas al cien por cien. Con una carga completa, Pininfarina y Bolloré aseguran una autonomía de 250 km. Para acceder a la toma de enchufe, basta levantar una pequeña trampilla colocada en la base del parabrisas.

Respecto a la vida útil de las baterías de polímero de litio del Pininfarina BlueCar, se estima que pueden funcionar con normalidad unos 200.000 km. Para protegerlas de posibles impactos de cualquier objeto presente en el asfalto, unos plásticos protectores las recubren. Otra tecnología que incorpora el BlueCar es el conocido sistema de frenada regenerativa, mediante el cual se aprovecha la energía cinética generada en una frenada o deceleración, se transforma en energía eléctrica que va a parar a las baterías. En cuanto a prestaciones, se asegura que el BlueCar puede alcanzar 135 km/h de velocidad máxima y acelerar de 0 a 60 km/h en 6,3 segundos.

Motor eléctrico, baterías de polímero de litio, frenada regenerativa… y paneles solares colocados en el techo y en la parrilla frontal. El BlueCar utiliza estos dispositivos de captación de energía solar, para transformarla posteriormente en energía eléctrica. Ésta serviría para hacer funcionar algunos componentes electrónicos del automóvil, tales como los sistemas de sonido, climatización y aire acondicionado. Bolloré asegura que está investigando en unas células fotovoltaicas especiales que permitan una recarga parcial o total de las baterías, pero aún no lo han conseguido.

Pininfarina se ha ocupado de que el BlueCar tenga una estética atractiva, aprovechándose de la dilatada trayectoria en el diseño de automóviles de la firma italiana. De esta forma, se ha conseguido diseñar un monovolumen de cinco puertas de aspecto llamativo pero sin ser todo lo peculiar y extraño de muchos automóviles eléctricos que tienen una estética demasiado rompedora y arriesgada. Con una longitud de 3,65 m, un anchura de 1,72 m y una altura de 1,60 m, se anuncia que en el BlueCar pueden viajar con total comodidad hasta cuatro ocupantes.

Si respetuosas con el medio ambiente son las tecnologías utilizadas para impulsar al BlueCar, lo mismo sucede con los materiales empleados en la carrocería y en el interior. La mayor de parte de ellos son reciclables y reutilizables.