Publicidad

PGO Cevennes Water Snake, diseño retro en formato biplaza

La empresa francesa PGO Automobiles, especializada en la fabricación de pequeños deportivos de diseño retro, ha adelantado los principales detalles de su nueva creación: el PGO Cevennes Water Snake. Una decoración exterior muy peculiar y un motor 1.6 turboalimentado de origen BMW marcan las señas de identidad de este descapotable biplaza.
Jorge Serrano -
PGO Cevennes Water Snake, diseño retro en formato biplaza
PGO Cevennes Water Snake, diseño retro en formato biplaza

Con un diseño a medio camino entre el peculiar Daihatsu Copen y el VW Beetle, se presenta el nuevo PGO Cevennes Water Snake, un pequeño y atractivo descapotable de dos plazas con numerosos tintes retro en su estética exterior. Además del frontal, las claras reminiscencias a los coches clásicos las encontramos en la zona posterior, donde también encontramos ciertos parecidos con el Wiesmann Roadster, un atractivo convertible fabricado de forma artesanal.

 

Las primeras fotografías del PGO Cevennes Water Snake nos dejan ver un pequeño cabrio biplaza de apenas 3,70 m de longitud con un vistoso color de carrocería, denominado por PGO como 'Blue Carbonn' (o azul carbono). A pesar de sus líneas clásicas, no faltan elementos modernos, como las luces de tipo LED o unas llantas de aleación de 18 pulgadas de diámetro montadas en neumáticos Michelin Pilot Sport Cup.

 

El interior del PGO Cevennes Water Snake está presidido por la presencia de materiales nobles y de gran calidad como el cuero, la fibra de carbono y el aluminio. Para los afortunados viajeros de este descapotable, PGO Automobiles les 'regala' un sistema multimedia de información y entretenimiento firmado por el especialista Pioneer.

 

Para impulsarse, el PGO Cevennes Water Snake recurre a un motor de gasolina 1.6 de cuatro cilindros turboalimentado de origen BMW. En el caso de este cabrio biplaza, la potencia anunciada es de 184 CV entre 5.400 y 6.450 rpm, mientras que el par motor máximo es de 24,4 mkg entre 1.600 y 5.000 rpm. Esta mecánica se acopla de serie con una caja de cambios manual de seis marchas.

 

La diversión y las sensaciones deportivas están aseguradas a bordo del PGO Cevennes Water Snake, un pequeño convertible capaz de alcanzar los 225 km/h de velocidad máxima.