Peugeot RCZ

La primavera de 2010 es la fecha elegida para el lanzamiento de la versión de producción del RCZ, el Peugeot más ambicioso de los últimos tiempos. Coupé 2+2 de hasta 200 CV promete exclusividad y diversión al volante.
-
Peugeot RCZ
Peugeot RCZ

Hay modelos que, de tanto hablar de ellos, ya nos parecen más veteranos de lo que son. Este es el caso del Peugeot RCZ, que lanzará al mercado la marca gala en la primavera de 2010 pero que se presentó en sociedad, como prototipo, en septiembre de 2007. Desde esa fecha, hemos estado recibiendo pequeños bocados, migajas, que hoy, por fin, se materializan en la versión definitiva, la que se venderá en el concesionario, de este RCZ, un coupé 2+2 que nos recuerda estilísticamente al TT de Audi.

El RCZ es uno de los proyectos más ambiciosos de Peugeot. Es un salto de calidad de una marca generalista con el fin de posicionarse entre fabricantes de mayor prestigio. Y el primer paso es realizar un coupé exclusivo en el diseño y exigente en la conducción.

Pocas diferencias encontramos con la estética final del RCZ respecto a las formas que nos desveló el concept 308 RCZ allá por 2007 en Frankfurt. La esencia es la misma.

Las medidas, respecto a un 308 convencional, son algo diferentes. Se mantiene la longitud -4,27 metros-, pero varían la anchura -2,33 metros- y la altura que Peugeot ha elevado de los iniciales 1,32 m del concept a los 1,36 metros. Al mismo tiempo, el RCZ tiene una altura al suelo y un centro de gravedad rebajados -20 y 40 mm, respectivamente- y las vías delanteras y traseras son más anchas: 54 y 72 mm más, respectivamente.

Estas dimensiones aseguran buenos centímetros para los dos pasajeros de las plazas delanteras y buena habitabilidad a los ‘ocasionales’ pasajeros traseros. Es decir, como en cualquier 2+2, las plazas posteriores deben entenderse como ‘de emergencia’, preparadas para viajes cortos y para pasajeros no demasiado altos.

El maletero presenta unas dimensiones más que aceptables para un vehículo de estas características. Cubica 384 litros en configuración convencional, a los que hay que sumar los espacios de almacenamiento bajo el maletero. Además, si se abaten los asientos posteriores, el volumen máximo se eleva hasta los 760 litros.

La gama de motores está preparada para gustar a todos los públicos. En un primer momento, se ofertarán dos mecánicas de gasolina turboalimentadas y una Diesel. Las dos primeras toman como base el 1.6 THP, realizado en colaboración con BMW, con dos escalones de potencia: 156 y 200 CV. La variante de 156 CV cuenta con un par de 24,4 mkg entre 1.400 y 5.800 rpm y su consumo medio se sitúa por debajo de los 7 litros cada 100 km con unas emisiones de apenas 159 g/km de CO2.

No obstante, el propulsor estrella será el 1.6 THP de 200 CV, que logra un par máximo de 28 mkg a 1.700 rpm, una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y un consumo medio de 7,1 l/100 km. La única mecánica de gasóleo es un 2.0 HDi de 163 CV con un par de 34,6 mkg y un consumo mixto de 5,4 l/100 km.

El Peugeot RCZ cuenta con tracción delantera y, por el momento, no incorporará versiones con tracción total. Sin embargo, desde Peugeot se ha hecho especial hincapié en la diversión, con un chasis mejorado respecto al del 308 berlina (eje delantero McPherson y eje trasero por barra de torsión). Además, la variante más potente de la gama recibe una barra de unión inferior específica en el tren delantero para, según Peugeot, dotar al vehículo de un comportamiento más vivo y ágil.

El equipo de frenos se ha potenciado, con discos delanteros ventilados de hasta 304 mm y discos traseros de 290 mm.

El Peugeot RCZ cuenta con lo último en equipamiento de seguridad. Así, de serie, monta asistente de arranque en pendiente, control de estabilidad, sistema de control de tracción snowmotion –sólo para versiones con caja de cambio manuales-, repartidor electrónico de la frenada y ayuda a la frenada de emergencia. Todos ellos son desconectables por el propio conductor para poder disfrutar del RCZ a fondo.

La versión de producción se presentará en el Salón de Frankfurt, donde coincidirá con el prototipo híbrido de este mismo coche. Este concept, con tracción a las cuatro ruedas, contará con un propulsor Diesel 2.0 HDI de 163 CV y un motor eléctrico de 27 kw (37 CV), lo que suman 200 CV con apenas unas emisiones de 95 g/km de CO2.

Galería relacionada

Peugeot 308 RCZ

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...