Publicidad

Crossland X y Grandland X: los SUV de Opel en 2017

Primero va a llegar el Opel Crossland X, un SUV de estilo urbano; después llegará el Opel Grandland X, rival de los compactos; pero hay más, mucho más...
Texto: Juan Carlos González -
Crossland X y Grandland X: los SUV de Opel en 2017
Crossland X y Grandland X: los SUV de Opel en 2017

Pon un SUV en tu vida. Este parece ser el eslogan de moda, de ahí que los planes de todas las marcas pasen por potenciar este tipo de coche en todas las categorías posibles. Tras asignar la letra X al nuevo Mokka, Opel ha dejado claro que, de ahora en adelante, esta letra va a servir de signo identificador para todos aquellos lanzamientos que queden encuadrados dentro de la filosofía SUV. 

Opel Crossland X: un SUV para el día a día

La primera sorpresa la tendremos con el Opel Crossland X, un nuevo SUV que estará a la venta en nuestro país a las puertas del próximo verano. En realidad se trata del sustituto del Meriva, pero en vista de por dónde van los gustos del público actual, Opel ha abandonado la idea de crear un monovolumen puro y, sin descuidar los aspectos prácticos, se ha acercado a esa imperante imagen de estilo aventurero que ya resulta imprescindible, hasta el punto que la marca alemana define al Opel Crossland X como un «crossover urbano»

Opel Crossland XLos primeros datos técnicos aportados por el fabricante germano indican que este nuevo SUV mide 4,21 metros de largo, de forma que su tamaño es muy parecido al del Mokka X —éste es sólo 7 cm más largo—, aunque la carrocería del Opel Crossland X es algo más baja y el conductor no irá sentado tan alto. A pesar de las ligeras variaciones en la forma de los faros y en la parrilla frontal, mantiene el aire de familia que se va imponiendo en los Opel más recientes. En este sentido, son comunes a la gama los intermitentes en las aletas, mientras que la identidad lumínica con la doble ala se mantiene delante y detrás. 

Opel Crossland X: segunda fila modulable

La marca confía en que, con su imagen, el Opel Crossland X atraiga a un amplio público femenino, ayudado sobre todo por algunos elementos de personalización que suelen gustar, como el techo flotante en un color diferente al resto de la carrocería. Dentro cuenta con una segunda fila que se mueve de forma longitudinal hasta 15 cm, de forma que se puede variar el volumen del maletero, que sería de 410 litros cuando los asientos van en la posición más retrasada y de 520 litros si se adelantan al máximo, mientras que la capacidad sube a 1.255 litros cuando se abaten los asientos traseros. 

El salpicadero del Opel Crossland X está muy trabajado a nivel ergonómico, con un diseño bastante limpio sobre el que destaca una gran pantalla central que, dependiendo del nivel de acabado, podrá ser de 7 u 8'', siempre en color. También podrá montar un cuadro frontal analógico o digital con un TFT de 3,5'' adicionales. Será novedad en el segmento la proyección de información directamente en el cristal delantero, sin pantalla plástica como en otros Head-Up Display, y en su dotación podrá llevar faros de led adaptativos, sistema de frenada automática de emergencia, lector de señales de tráfico, control de mantenimiento de carril y el sistema de conectividad Opel OnStar, con recarga inalámbrica para smartphone. 

Opel Crossland X: ¿sólo con tracción delantera?

En cuanto a la oferta mecánica, Opel sólo indica que el Crossland X tendrá versiones de gasolina, CDTI o movidas por GLP, y que habrá transmisiones manual y automática. Te podemos avanzar que se aprovecharán motores conocidos de su entorno con clara proyección comercial. En la gama de gasolina parecen seguros el 1.0 Turbo tricilíndrico con 105 CV y el también turbo tetracilíndrico 1.4 de 125 CV. En el ámbito Diesel, será el 1.3 CDTi el primer escalón con 95 CV, para completarse con dos 1.6 CDTi, con 110 y 136 CV —cifras de potencia en otros Opel que podrían ajustarse ligeramente en el nuevo crossover—. 

Pero lo que sí parece claro es que la tracción 4x4 no será territorio para este modelo, dado ese enfoque especialmente urbano  y su uso prioritario en asfalto. Así también se establecerán distancias con el Opel Mokka X, un  SUV algo más grande y que tendrá en la tracción integral y en motores más potentes un contenido prestacional específico, para darle claramente un significado de escalón superior. Por cierto, el Crossland X es un SUV «made in Spain», ya que se fabrica en la planta que Opel tiene en Figueruelas (Zaragoza), y de sus líneas de producción también saldrá el futuro Citroën C3 Aircross, modelo que sustituirá al actual C3 Picasso y que comparte desarrollo con el nuevo crossover de la marca alemana, fruto del acuerdo industrial alcanzado entre el Grupo PSA y General Motors

Opel SUVOpel Grandland X: un SUV del segmento C

Por encima de los SUV más ciudadanos, el fabricante alemán completará su gama en el último tramo de 2017 con un nuevo SUV compacto, el Opel Grandland X, del que todavía no hay imágenes oficiales pero que ha sido recreado por nuestro ilustrador Schulte en color rojo. Su longitud debería rondar los 4,45 metros, no en vano este modelo compartirá plataforma y numerosos componentes con el Peugeot 3008, dentro de ese acuerdo industrial entre el Grupo PSA y General Motors. 

Con el Opel Grandland X, la marca de Rüsselsheim busca al mismo tiempo un nexo de unión entre el Astra y el futuro Zafira, que seguirá siendo un monovolumen, pero escoltado por el nuevo SUV compacto a la espera de la evolución de la demanda en esa categoría. De esta forma, Opel competirá directamente con los Volkswagen Tiguan, Nissan Qashqai, Seat Ateca, Kia Sportage, Hyundai Tucson y, obviamente, con el propio Peugeot 3008. Y lo más lógico es que bajo el capó del Grandland X veamos motores de gasolina de entre 130 y 165 CV, el primero de ellos trincilíndrico, y Diesel de entre 100 y 150 CV

Seguro que en el Salón de Ginebra Opel va a desvelar nuevos datos de estos SUV, pero no pienses que sus planes con la gama X van a parar aquí, pues en 2018 veremos un SUV todavía más grande. Todos los fabricantes generalistas trabajan en ofrecer variantes de 7 plazas desarrolladas a partir de sus modelos de tamaño compacto, con ligeras modificaciones sobre la misma plataforma. Y fruto de ese acuerdo entre el Grupo PSA y General Motors, es muy factible que surja un nuevo Opel X que tendría bastante en común con el Peugeot 5008

También te puede interesar:

- Opinión: caso PSA/Opel, ¿compro o vendes?

- Opel avanza la conducción autónoma OnStar

- Opel Ampera-e: así será definitivamente este nuevo eléctrico