Publicidad

Opel Corsa OPC Nürburgring Edition

El Opel Corsa OPC es ahora aún más potente gracias a la llegada de la edición limitada ‘Nürburgring’ de la cual se fabricarán tan sólo 500 unidades, y que se convertirá por derecho propio en el Corsa más potente de la historia con 210 CV.
-
Opel Corsa OPC Nürburgring Edition
Opel Corsa OPC Nürburgring Edition

Cambios en los sistemas de gestión del motor y un turbocompresor modificado, además de un escape deportivo con menor retención, dan como resultado un Opel Corsa OPC cuya potencia máxima del motor se incrementa desde los 192 CV hasta los 210 CV. El par máximo del motor se ve también incrementado hasta 28,57 mkg cuando se activa la función ‘overboost’ del turbocompresor. Con este motor el Opel Corsa OPC ‘Nürburgring Edition’ alcanza los 100 km/h desde parado en tan sólo 6,8 segundos, siendo su velocidad máxima de 230 km/h.

De cara a convertir tanta potencia en propulsión eficiente, el eje delantero está equipado con un diferencial autoblocante multidisco mecánico. Esto ayuda a reducir el deslizamiento de las ruedas cuando hay fuerzas laterales muy elevadas mientras se acelera o cambios en agarre de la superficie de la carretera. El chasis del tope de la gama Corsa también ha sido puesto a punto. Las medidas tomadas en esta edición especial incluyen una altura menor, la incorporación de muelles y amortiguadores de nuevo desarrollo por Bilstein y un nuevo sistema de frenos muy ligero de la marca Brembo. En el apartado de sistemas de seguridad, este Corsa OPC ‘Nürburgring Edition’ incluye ABS, control de tracción y control de estabilidad electrónico.

Exteriormente esta versión especial destaca por un único color de carrocería disponible en España llamado Blanco Olímpico, así como las llantas de aluminio forjado de 8 x 18 pulgadas de nuevo diseño en color gris brillante, calzadas con los neumáticos 225/35 R 18 V. También son exclusivos de esta versión el spoiler delantero y un nuevo escape doble en acero inoxidable, así como los logos ‘Nürburgring’ en los pilares B. En el interior dispone de unas exclusivas bandas decorativas también con un distintivo ‘Nürburgring’ en negro y rojo, además de un decorativo pespunte blanco en los asientos deportivos delanteros Recaro, así como en los asientos traseros, en el freno de mano y en la palanca de cambios. Los respaldos de los asientos delanteros también están decorados con el logo ‘Nürburgring’ en relieve y las inserciones del volante están acabadas en ‘Negro piano’.