Opel Astra GTC, así se mueve

A poco más de dos meses de su llegada a España, hemos tenido la ocasión de probar brevemente el nuevo Opel Astra GTC. Las expectativas de la versión deportiva de tres puertas se cumplen, con unas equilibradas dosis de dinamismo, agilidad, motricidad y agarre. Así es el chasis del Astra GTC.
-
Opel Astra GTC, así se mueve
Opel Astra GTC, así se mueve

El primero de los tres sonados lanzamientos de Opel hasta finales de 2011 -el Ampera, el Zafira Tourer y el Astra GTC, nuestro protagonista- no defrauda. Al menos, esta es la conclusión principal tras 'saborear' durante unos instantes el Astra más juvenil y deportivo del momento.

Para comprobar el comportamiento del Astra GTC, nos desplazamos a las pistas de pruebas y puesta a punto de vehículos de Millbrook (Reino Unido). Es en estas instalaciones donde el Centro de Ingeniería de Vauxhall-Opel tiene uno de sus principales centros de trabajo. Pero vayamos a lo interesante, a cómo es y a cómo se mueve el nuevo Astra GTC.

Además de los apreciables cambios de diseño de este Astra GTC respecto a las ya conocidas versiones de 5 puertas y familiar Sport Tourer, una de las principales diferencias las encontramos en leves cambios en las dimensiones, concretamente con una altura rebajada en 15 mm -ahora, 1.495 mm de alto frente a los 1.510 mm del 5 puertas- y una distancia entre ejes mayor, que crece desde los 2.685 mm hasta los 2.695 mm. Por otro lado, los anchos de vías también son ligeramente mayores, con 1.584 mm (40 mm más) en la vía delantera y 1.585 mm (30 mm más) en la vía posterior. Estos cambios son ya toda una declaración de intenciones...

La puesta a punto del chasis del Astra GTC ha llegado prácticamente a su fin. En el eje delantero, la versión de tres puertas de este compacto adopta el mismo esquema que estrenó el Insignia OPC de 325 CV. Los componentes principales en este esquema delantero son las llamadas Torretas de Altas Prestaciones HiPerStruts, que permiten reducir el ángulo de inclinación del pivote de la dirección, la geometría y la longitud de los ejes. Según Opel, este elemento técnico facilita un mayor agarre y una agilidad y tacto deportivo mejorados, algo que pudimos comprobar en circuito al comparar un Astra de cinco puertas y esta versión GTC. El mayor dinamismo y agilidad de la versión de tres puertas queda demostrada con creces.

Del paso adelante y sobresaliente en términos dinámicos también tiene buena parte de culpa el esquema de suspensiones del eje trasero. Se emplea un sistema de timonería de Watt anclado sobre un pequeño subchasis, con una revisión en los parámetros de torsión y altura. El objetivo de este sistema es asegurar la estabilidad lateral del eje posterior en todo momento, es decir, reducir al mínimo el indeseado vaivén del tren trasero. En nuestras pruebas de circuito, tanto el eje delantero como el posterior se mostraban enérgicos y con una gran sensación de aplomo, como si el coche estuviera literalmente pegado al asfalto en todo momento.

El Astra GTC también incorpora el sistema inteligente de suspensión adaptativa FlexRide, un dispositivo que adapta un reglaje específico según el estado de la carretera, la velocidad de paso por curva y el estilo de conducción. Ofrece tres modos de funcionamiento: 'Sport', 'Normal' y 'Tour', éste último el más recomendable para hacer largos trayectos de la forma más confortable posible.

Una dirección específica y desarrollada 'ex profeso' para este Astra GTC también contribuye de forma positiva en sus aptitudes dinámicas. Se trata de una dirección asistida eléctrica EPS de cremallera, piñón y sensible a la velocidad. Esto significa que a bajas velocidades, la dirección se vuelve más suave en pos de facilitar la maniobrabilidad, mientras que a altas velocidades la asistencia se reduce automáticamente. Este dispositivo, al utilizar sólo la energía cuando realmente la requiere, aporta su nota eficiente, al contribuir a una ligerísima rebaja en el consumo de combustible. En nuestros tests en circuito, esta dirección se mostró precisa, informativa -transmite un gran 'feeling' al conductor- e instantánea en todo momento.

Corta, pero intensa, así fue nuestra primera toma de contacto con el Astra GTC. Estamos a la espera de que tanto nuestro equipo de probadores como nuestro centro técnico lo expriman realmente a fondo, aunque insistimos: el nuevo Astra GTC muestra muy buenas maneras... y ¡qué maneras!, un fenomenal aperitivo para el plato fuerte deportivo: el Astra OPC. Para la llegada de esta variante ultradeportiva, habrá que esperar al menos hasta 2012.

Coincidiendo con el próximo Salón de Frankfurt 2011 -del 15 al 25 de septiembre-, Opel anunciará alguna que otra novedad referente al Astra GTC, concretamente con alguna motorización más de las disponibles inicialmente. Ya se admiten pedidos de este modelo para los siguientes motores: los gasolina 1.4 Turbo de 140 CV y 1.6 Turbo de 180 CV, además del Diesel 2.0 CDTI de 165 CV. La siguiente mecánica en incorporarse será el gasolina 1.4 Turbo de 120 CV. El rango de precios oscila entre los 22.370 euros y los 25.475 euros.

Galería relacionada

Opel Astra GTC, el chasis

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...