Nissan Pivo2, el ciudadano del futuro

La visión de Nissan del futuro vehículo ciudadano se concreta en el Pivo2. Este coche, con pinta de arácnido, posee unas características que lo harían –de poder construirse en serie– en un perfecto aliado del individuo en el enmarañado tráfico de las megaciudades para dentro de varias décadas.
-
Nissan Pivo2, el ciudadano del futuro
Nissan Pivo2, el ciudadano del futuro

En el Nissan Pivo2 se concentran muchos de los deseos de los ingenieros y hombres de “marketing” de la marca japonesa para obtener un producto ideal que enamorase a los abúlicos jóvenes orientales, hoy en día, cada vez más alejados del coche como elemento de deseo vital. Para encuadrarlo en este parámetro, el Pivo2 incluye una serie de innovadoras tecnologías y características que debieran cautivar a las nuevas generaciones, muy concienciadas en la ecología y un modo de vida distinto al actual.

Básicamente, el Nissan Pivo2 se ha diseñado como un vehículo urbano, por lo que sus formas nada convencionales, se adaptan a una utilización en zonas de alta densidad de tráfico y poco espacio disponible. En sus perfiles destaca un habitáculo extraordinariamente luminoso, que posee la nada habitual virtud de girar 360 grados, de manera que la marcha atrás del cambio no es necesaria, porque con rotar el habitáculo 180 grados, el conductor siempre se encuentra de cara a la marcha.

El habitáculo del Nissan Pivo2 posee una capacidad de tres pasajeros, situándose el conductor en el centro, aunque adelantado a las otras dos plazas. Pero, la gran novedad aparece con el RA –abreviaturas de Robotic Agent- un compañero de viaje ideal, pues gracias a un sistema informático de reconocimiento de estados de ánimo en función del análisis visual de la cara, es capaz de detectar el estado emocional del conductor y, en función de él, iniciar conversaciones o dar consejos de manera que influya positivamente sobre él, de cara a orientar su conducta hacia una conducción segura y placentera. La voz de RA, muy simpática, y su diseño de tipo mascota, hacen que sea muy apreciada su compañía, al menos sobre las personas con las que se ha efectuado las pruebas.

Una de las principales diferencias entre las dos generaciones del Pivo –la primera se mostró en 2006– está en el tipo de motores eléctricos que se utilizan. El primer concepto usaba dos motores, cada uno de ellos responsable del movimiento de cada tren de ruedas. El Pivo2, por el contrario, dispone de livianos motores en forma de disco montados en cada una de las ruedas, eliminando los ejes de transmisión y ganando ese espacio para el habitáculo. Esto permite utilizar una única y gran puerta frontal para dar acceso a los usuarios, como hace más de 50 años introdujo Iso en su nunca olvidado Isetta.

Todos los controles del vehículo están integrados en la propia puerta. Cuando está abierta, el volante se va con ella y los pedales se esconden en un hueco situado en la parte inferior de la puerta. Pese a esto, la puerta tiene un grosor muy fino, pues en este Pivo2 se hace un uso intensivo de la tecnología “by wire” , esto es, de transmisión electrónica de señal para el manejo de los mandos más importantes del coche. Tanto la dirección, como los frenos y el propio cambio de marchas son manejados a distancia, sin unión física con sus mandos respectivos.

Los motores situados en las ruedas se han desarrollado conjuntamente con Fujitsu General Ltd, y poseen dos veces más fuerza que un motor eléctrico convencional. Cada uno de ellos se alía con un transformador de corriente tremendamente eficaz para controlar el intercambio de energía entre las baterías y el propio motor. Pese a que genera quince veces más potencia, son lo bastante compactos como para integrarse, junto al motor, en cada una de las ruedas. Cada uno de los motores desarrolla una potencia de 15 kW, lo que debería proporcionar una velocidad máxima de 120 km/h y una autonomía de funcionamiento de 125 km.

Este excelente rendimiento se obtiene gracias a unas nuevas baterías de iones de litio en forma de finas láminas, en lugar de las habituales cilíndricas. Esto multiplica su potencia por 1,5 y, al tiempo, reducen su espacio físico sin que su rendimiento se vea afectado. Su compacto tamaño facilita la colocación de las baterías debajo del piso plano del Pivo2.

El control “by wire” de la dirección permite el gobierno independiente de cada una de las ruedas. Esto supone la posibilidad para el Pivo2 de obtener una agilidad sorprendente, al poder moverse en dirección oblicua o aparcar sin necesidad de maniobras en un hueco de su mismo tamaño, ya que sus ruedas pueden rotar 90 grados y hacer cambiar de dirección al Pivo2 transversalmente de manera instantánea.

Estas inverosímiles cualidades se potencian con la aptitud de las ruedas delanteras para desplazarse hacia atrás en la fase de aceleración mientras que las traseras se adelantan en las frenadas. Con este movimiento, se aumenta el peso que soportan en cada una de estas fases de conducción, mejorando su agarre. En las curvas, las dos ruedas exteriores se aproximan mientras que las interiores se separan, mejorando de manera exponencial la capacidad para negociarlas de forma eficaz.

Con semejante potencial dinámico, el conductor debe tener una más precisa conciencia de su entorno, por lo que Nissan ha dotado al Pivo2 del sistema Around View Monitor, que dispone de cuatro cámaras capaces de filmar en un ángulo de 180 grados situadas en el frontal, la zaga y ambos laterales. Una adecuada mezcla de las cuatro imágenes es proyectada en el panel de instrumentos para proporcional al conductor una vista completa de lo que ocurre a su alrededor.

No te pierdas el vídeo de su presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra 2008.

Así funciona

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...