Publicidad

Nissan GT-R: el M6 japonés

Nissan ya tiene su superdeportivo. Se llama GT-R y promete diseño emocionante, prestaciones de infarto y un precio, al menos en Japón, bastante bueno. Que tiemble la competencia.
-
Nissan GT-R: el M6 japonés
Nissan GT-R: el M6 japonés

Cifras como las que ofrece el GT-R, el nuevo superdeportivo de Nissan, son difíciles de igualar. Estamos hablando de un modelo cuya velocidad máxima se sitúa en los 300 km/h y que alcanza los 100 km/h desde parado en apenas 3,6 segundos. Analizando el 'Olimpo' de los coches más rápidos de la actualidad, este GT-R empata en aceleración con “máquinas” como el Ferrari 599 GTB Fiorano, supera a modelos como el Corvette Z06 y el Lamborghini Gallardo y está a una décima del Dodge Viper SRT-10 y del Mercedes SLR McLaren “722 Edition”.

Y todo esto con “sólo” 480 CV, mientras que los anteriormente citados no bajan de los 500 CV e incluso, como el Mercedes o el Ferrari, entregan unas potencias por encima de los 600 CV –650 y 620 CV, respectivamente-.

El Nissan GT-R cuenta con tres grandes aliados que le permiten lograr esta brutal aceleración: el par de su motor biturbo, que asciende a 60 mkg, el coeficiente aerodinámico, de apenas 0,27, y la tracción a las cuatro ruedas que evita las pérdidas de tracción.

Esta funciona de manera independiente, siendo capaz de transmitir el par entre el eje delantero y el trasero sin que exista ningún límite porcentual, siendo las necesidades del coche la única frontera.

El propulsor que anima a este GT-R es un nuevo 3.8 V6 que entrega la potencia máxima –los citados 480 CV- a 6.400, mientras que el par máximo está disponible –60 mkg- entre 3.200 y 5.200 vueltas. La gran elasticidad de este motor se demuestra con el hecho de que ya cuenta con 40 mkg de par cuando se circula a bajas revoluciones. Este propulsor está asociado a una caja de cambios automática de doble embrague, de concepto similar al DSG de Volkswagen, con levas en el volante.

Como curiosidad reseñar que, al igual que AMG o Rolls Royce, cada uno de las mecánicas, al igual que las transmisiones, es ensamblada por un único ingeniero de principio a fin.

Las buenas prestaciones de este motor no están reñidas con un consumo y un nivel de emisiones razonable –cumpliendo la estricta normativa japonesa-. Según la marca nipona, el gasto medio en combustible de este GT-R es de 12,1 litros cada 100 km.

Aparte de un coche deportivo, el objetivo de los ingenieros de Nissan era lograr que el GT-R fuera una referencia en cuanto a estabilidad y confort sonoro. Se ha intentado, y se ha logrado, según la propia marca nipona, conseguir una estabilidad y una insonorización máxima –que permita conversaciones sin alzar la voz- a velocidades cercanas a 300 km/h.

El conductor tiene la capacidad de regular manualmente –en tres modos: Normal, Confort y R- los amortiguadores, el momento del cambio y el control de estabilidad desde el cuadro de instrumentos.

En la carrocería, de gran atractivo y fiereza, destacan las entradas de aire situadas delante de las ruedas delanteras, que sirven para refrigerar el equipo de frenos Brembo de altas prestaciones, la espectacular cuadruple salida de escape y el sobredimensionado alerón trasero. Está fabricada usando acero ligero, fibra de carbono y aluminio de fundición.

El GT-R es un coupé 2+2 de 4,65 metros de longitud, que destaca por su gran batalla, que se sitúa en los 2,78 metros, lo que hace que gane en estabilidad.

El interior, como podemos ver en las fotografías, es de diseño vistoso y ha sido diseñado, curiosamente, por las personas que hicieron los gráficos del videojuego Gran Turismo. En el cuadro de instrumentos, muy completo, llama la atención un medidor de fuerzas ‘G’ que nos muestra la aceleración y la frenada lateral.

Aparte, al menos para el mercado japonés, equipa tecnologías de última generación como navegador con disco duro de 30Gb, DVD, Bluetooth, etc.

El GT-R se pone a la venta en Japón el próximo mes de diciembre a un precio base de 7.770.000 yenes (algo más de 47.000 euros). Está previsto que para junio de 2008 este superdeportivo llegue a Estados Unidos y en abril de 2009 lo haga a los principales mercados europeos, entre ellos España.

Galería relacionada

Nissan GT-R: el M6 japonés