Nissan Qashqai

Tras tres años de permanencia en el mercado y más de medio millón de unidades vendidas, Nissan pone en juego una actualización de su popular SUV, el Qashqai. Y lo hace dando un repaso a su imagen exterior, a su interior, a su confort y, además, añade una versión más eficiente con el motor 1.5 dCI y 129 g/km de CO2.
-
Nissan Qashqai
Nissan Qashqai

Cuando el Nissan Qashqai apareció en nuestro mercado, allá por la primavera del año 2007, el mercado del segmento C –donde están modelos de la talla del Opel Astra, Peugeot 308, Ford Focus, Citroën C4, etc…- tuvo una notable “sacudida”. Y es que el Nissan Qashqai fue un aire completamente nuevo que revolucionó un segmento que llevaba sin grandes novedades desde hacía muchos años. Para empezar el Nissan Qashqai competía tanto con una berlina, como con un monovolumen, como con un SUV, como con un familiar, como… en definitiva, que apuntaba a todos los lados y, además, todos y cada uno de los rivales con los que se le comparaba, salían perdiendo.

Eso sí, Nissan casi “muere de éxito” ya que la demanda de este modelo superaba con creces –y sigue haciéndolo- la capacidad de producción de los habituales “dos turnos” de la fábrica de Sunderland (Inglaterra). Así que, tras un periodo en el que los plazos de entrega iban más allá de los tres/cuatro meses desde que se hacía el pedido, por fin, la fábrica pone un turno más a trabajar y esperan reducir al máximo esta larga y tediosa espera para los clientes.

Año 2010

Este completo y rotundo éxito no ha tenido el efecto de que Nissan “se duerma en los laureles” como suele decirse habitualmente, ya que han visto que, a pesar del éxito, al Qashqai no le vendría mal un repaso general que le garantice unos cuantos años más de posicionamiento en lo más alto de la lista de ventas de su segmento.

Quizá lo más llamativo de esta actualización sea la adopción de un nuevo frontal en el que destaca la presencia de unos nuevos faros más estilizados y una rejilla y toma de aire más grande y de nueva factura. Los faros antiniebla también reciben nueva imagen y, además, el paragolpes delantero crece en longitud. El capó también es nuevo, aunque mantiene sus dos estrías longitudinales que van a acabar en el alojamiento del logo de la marca en el centro del frontal.

En la parte de atrás, los grupos ópticos también son nuevos, así como el alerón situado en la parte alta de la luneta. Los paragolpes también están redimensionados. Con estas modificaciones, el Qashqai 2010 crece 17 mm de longitud total.

En la vista lateral, el nuevo Nissan Qashqai se distingue por la presencia de nuevas llantas de aleación ligera, de 16 y 17 pulgadas, así como la inclusión de nuevos colores de carrocería.

Como complemento aerodinámico, se ha procedido a carenar parte de los bajos del coche y se incluyen nuevos deflectores detrás de las ruedas y en la zona baja del motor. Con todas estas mejoras, se ha reducido el Coeficiente Aerodinámico (Cx) de 0,34 á 0,33.

En el interior también se han hecho cambios suficientes como para que el habitáculo tenga un nuevo aspecto. Para empezar, se han incluido opciones de colores nuevos, se añaden nuevos huecos para dejar pequeños objetos y dispone de un cuadro de instrumentos con nuevo diseño que permite una mejor lectura de todos sus relojes.

Pero, lo más importante, ha desaparecido “el pegote” que suponía la inclusión de la pantalla TFT del navegador, integrándose ahora en el salpicadero y ofreciendo una mayor información y unos ángulos de visión mejorados.

Más confortable

Una de las características más destacables del Nissan Qashqai era su comportamiento dinámico. Una suspensión y amortiguación más bien firme, junto con un chasis bien diseñado hacían que el Nissan Qashqai permitiera rodar deprisa por carreteras de muchas curvas, con la facilidad y seguridad propia de una berlina. Sin embargo, esta firmeza en la suspensión no era del agrado de muchos de sus propietarios. Ahora, se han colocado nuevos amortiguadores, algo más suaves y de mayor recorrido, que ofrecen un excelente compromiso entre eficacia a la hora de circular deprisa, y confort cuando la carretera no está perfectamente lisa.

ECO,  más eficiente
 
Lo único que permanece inalterable en el Nissan Qashqai 2010 –aparte de su carrocería de 5 ó 7 plazas- es su gama mecánica, con una excepción, la aparición de una versión denominada ECO, sólo disponible en tracción 4x2 y carrocería normal, que anuncia unas emisiones de C02 de 129 g/km y un consumo mixto homologado de 4,9 l/100 km. Esta versión cuenta con el motor 1.5 dCi de 106 CV y tiene como aspectos diferenciadores, la presencia de llantas de chapa con tapacubos aerodinámicos, ausencia de faros antiniebla (con huecos tapados), neumáticos de baja resistencia a la rodadura y una última marcha con desarrollo más largo (pasa de 4,438:1 á 3,933:1). Su precio es de 20.700 euros, es decir, exactamente lo mismo que la versión “convencional” con este mismo motor y acabado.

Todos los Nissan Qashqai 2010 sufren un incremento de precio con respecto a la gama anterior, excepto los que se comercializan con el acabado básico, Visia, que no reciben ninguna subida en su coste. En la gama 4x2 de gasolina los precios arrancan en los 18.950 euros del 1.6G de 115 CV y acaban en los 25.900 del 2.0G de 140 CV con acabado Tekna Premium y caja de cambios CVT. En cuanto a los Diesel 4x2, la gama tiene los 20.700 euros como precio de entrada, llegando hasta los 26.950 euros de la versión con motor 2.0 dCi de 150 CV de potencia. La gama 4x4 de gasolina arranca con los 23.450 euros del 2.0G 140 CV y culmina con los 31.050 euros del motor 2.0 dCi de 150 CV con caja de cambios automática.

Galería relacionada

Nissan Qashqai, restyling

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...