Nissan IDx Nismo y Freeflow, deportivos y retro

Nissan sorprende en la edición 2013 del Salón de Tokio con los concepts IDx Freeflow e IDx Nismo, dos prototipos de líneas retro con toques más modernos que anticipan dos posibles coupés de propulsión trasera.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Nissan IDx Nismo y Freeflow, deportivos y retro
Nissan IDx Nismo y Freeflow, deportivos y retro

Además del GT-R Nismo y del BladeGlider Concept, las otras dos sorpresas de Nissan en el Salón de Tokio 2013 han sido el IDx Freeflow y el IDx Nismo. Ambos modelos cuentan con una atractiva carrocería coupé de tintes retro, toda una interpretación moderna de algunos clásicos japoneses muy populares, como el Datsun 510 y el Nissan Prince Skyline.

 

Fiel a algunos de los deportivos japoneses clásicos, Nissan anticipa que los IDx Freeflow e IDx Nismo son dos coupés de propulsión trasera. De hacerse realidad alguno de estos dos modelos, Nissan pondría en el mercado un rival a la altura de los coupés de tracción trasera Toyota GT-86 y Subaru BRZ.

 

El Nissan IDx Freeflow (en las fotos, el que aparece en color marrón claro-amarillo) cuenta con un diseño retro más conservador, no exento de detalles deportivos, como los marcados pasos de ruedas y los grandes neumáticos con llantas de cuatro radios dobles. Las dimensiones anunciadas para el IDx Freeflow indican una longitud de 4,1 m, una anchura de 1,7 m y una altura de 1,3 m.

 

Por su parte, el Nissan IDx Nismo se presenta con una carrocería coupé con tintes más agresivos y con los colores de guerra de la división deportiva de Nissan (Nismo), es decir, en rojo, blanco y negro. En esta versión, la carrocería adopta tintes más agresivos, con unos faldones laterales muy marcados y un alerón de techo como elementos diferenciadores más destacados. Por este aporte de 'masa muscular extra', la anchura de la carrocería en este IDx Nismo crece hasta los 1,8 m.

 

En el capítulo mecánico, pocos son los datos que ha desvelado Nissan acerca del IDx Freeflow e IDx Nismo. Para el Freeflow, la firma nipona anuncia posibles motores de gasolina de entre 1,2 y 1,5 litros de cilindrada, acoplados a un cambio automático CVT de variador continuo, mientras que para la versión Freeflow se anticipa un motor también de gasolina 1.6 turboalimentado de inyección directa acoplado también a un cambio CVT.

 

Nuestra opinión

Encantadores y muy originales se presentan estos Nissan IDx Freeflow e IDx Nismo. Gran combinación entre líneas retro, carrocería coupé y la diversión de un propulsión trasera. Sin embargo, a nuestro juicio le añadiríamos otro tipo de caja de cambios diferente a la CVT, por ejemplo, una manual de cortos y precisos recorridos como los deportivos de antaño.

 

 

 

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...