Nissan GT-R Egoist

Con la edición limitada Egoist, Nissan muestra la versión más exclusiva jamás concebida del GT-R: se trata de una variante completamente personalizada y de confección artesanal. Todo en el GT-R Egoist da un paso hacia ese universo de distinción gobernado por deportivos de lujo donde se gana, sin lugar a dudas, su puesto.
-
Nissan GT-R Egoist
Nissan GT-R Egoist

Hablar de exclusividad nos remite a fabricantes como Ferrari, Bugatti, Pagani o Rolls-Royce, pero en ocasiones hay marcas que entran a ese universo artesanal solo ostentado por las firmas de super lujo. A ese ‘Olimpo’ entra Nissan con esta versión especial de su deportivo GT-R.

Desarrollado sobre la base del Nissan GT-R 2011 y tomando el apellido Egoist, todo en esta versión alcanza un estadio superior, fabricándose sólo bajo previo encargo. Permite hasta 84 combinaciones de personalización interior y todas únicamente disponibles en pieles Seton de alta calidad. Asimismo, cada emblema se confecciona individualmente mediante la técnica japonesa Makie: un artesano se hace cargo del mismo y, al precisar varias semanas para hacer la mezcla de colores, ninguno de los logotipos es igual al anterior. Además, todo el habitáculo es revestido a mano en la fábrica de Nissan en Yokohama (Japón). La personalización llega a tal punto, que la marca, tras recibir el encargo, tomará las medidas del cliente para determinar su posición ideal de conducción una vez se sienta en el coche.

A diferencia del modelo de serie, equipa un sistema de audio Bose exclusivo, que costa de un once altavoces, un potente amplificador y dos subwoofers traseros confeccionados en fibra de carbono, por lo que el peso del GT-R Egoist no queda penalizado.

Mecánicamente se realizan diversos ajustes, comenzando por el corazón que le da vida. El V6 de 3,8 litros y 485 CV del modelo de serie eleva su potencia hasta los 530 CV. Se suman mejoras aerodinámicas que hacen al GT-R ganar un diez por ciento de apoyo, además de realizarse ajustes en el chasis, la suspensión y el sistema de frenado, mejorando en tracción, seguridad, comportamiento dinámico y confort de la marcha.

La carrocería se distingue también del modelo de serie en ciertos elementos, como el alerón en fibra de carbono, que ya conocemos de la versión Spec-V, o las llantas de aluminio forjado con varios diseños a escoger. En lo que respecta al precio de esta edición limitada Nissan no ofrece datos concretos, aunque si responde que será ‘considerablemente más cara que el GT-R de serie’.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...