Publicidad

Mitsubishi Outlander, nueva generación

Ya está aquí la tercera generación del SUV de tamaño medio de Mitsubishi. El nuevo Outlander llegará con un carácter más premium, funcional y eficiente sobre una plataforma versátil. Lo veremos dentro de unas semanas en el Salón del Automóvil de Ginebra 2012.
-
Mitsubishi Outlander, nueva generación
Mitsubishi Outlander, nueva generación

Parece que Mitsubishi se ha puesto las pilas en este comienzo de año con los modelos que forman parte de su gama de SUV y todo terrenos. El ASX, el más pequeño, y el Montero, el hermano mayor, han experimentado algún tipo de cambio en este inicio de 2012; pero el plato fuerte llega para el segundo en discordia, el Mitsubishi Outlander, que estrena nueva generación.

El ‘crossover’ mediano japonés promete un equilibrio entre diferentes aspectos que inciden directamente en su valoración. Por una parte, el esfuerzo que se ha realizado sobre los motores para reducir su impacto ambiental, todos por debajo de los 130 g/km de CO2 a nivel de emisiones. La gama de motorización en Europa la componen –tanto con tracción 2WD o 4WD– el propulsor de gasolina 2.0 I MIVEC y el 2.2 MIVEC Clean Diesel.

El nuevo Outlander es también más funcional: incorpora una tercera fila de asientos completos, una zona de carga con suelo plano, portón trasero eléctrico, así como una serie de avances en seguridad centrados en un sistema de alerta de salida de carril o el sistema de mitigación de colisión frontal, entre otros. A esto hay que añadir aire acondicionado bi-zona, faros de xenón Super-HiD de haz de luz ampliado, columna de dirección telescópica y ajustable en altura, etc.

En función del mercado, motor y especificaciones, estará disponible el sistema Auto Stop&Go –el sistema de parada y arranque momentáneo del motor–, y una nueva caja de cambios automática de 6 velocidades.

La tercera generación del Mitsubishi Outlander tiene un aire premium e innovador más marcado. Se percibe en su interior, con materiales de aparente calidad visual, controles ergonómicos en el volante, indicadores de alta resolución en el tablero de instrumentos y sistema de ‘conducción responsable’. Su diseño exterior sigue las pautas de la tradición de Mitsubishi: conseguir una forma “Sólida, Segura y Simple” , a la vez que conseguir una imagen fuerte y contundente combinada con líneas limpias y simples.

La flexibilidad es otro de los valores del Outlander a tener en cuenta, en este caso de su estructura, ya que le permitirá añadir una variante híbrida enchufable en el futuro, basada en la tecnología EV de Mitstubishi Motors. Con ella, el Outlander contará con una mayor autonomía y unas emisiones de CO2 muy bajas, similares a las del prototipo PX MiEV II (800 km de autonomía y por debajo de 50 g/km de CO2).

El nuevo Mitsubishi Outlander llegará a Europa a finales del próximo verano. El mercado ruso será el primero en recibir la nueva generación tras su presentación en marzo en el Salón de Ginebra.