Publicidad

Mini Vision Next 100: el Mini del futuro, autónomo y eléctrico

Mini ha presentado su idea de coche del futuro, el Mini Vision Next 100, un coche eléctrico conectado, compartido y autónomo que no renuncia a la originalidad Mini.
Pablo Mallo.

Twitter: @p__mallo -

Mini Vision Next 100: el Mini del futuro, autónomo y eléctrico
Mini Vision Next 100: el Mini del futuro, autónomo y eléctrico

El Grupo BMW está celebrando su centenario con el lema 'The Next 100 Years' y Mini, que se engloba dentro del consorcio, ha presentado para la ocasión un concepto de lo más interesante basado en las megatendencias y previsiones para el futuro. Se trata del Mini Vision Next 100, una forma de movilidad urbana de tipo 'car sharing' o coche compartido, pero al mismo tiempo individual y personalizable. 

El Mini Vision Next 100 es un coche eléctrico, con capacidad de conducción autónoma o manual. Puede circular automáticamente, también sin pasajeros en el interior para ir a recargarse, al aparcamiento, a lavarse o a recoger a un usuario. 

Al no tener zonas de deformación programadas —teóricamente no habrá colisiones—, se puede aprovechar el espacio interior del Mini Vision Next 100 hasta límites insospechados, logrando un amplio habitáculo con unas medidas exteriores similares a las del Mini de primera generación de 1959. El Mini Vision Next 100 está ideado para un uso intensivo por muchos usuarios, de manera que los materiales del interior son muy duraderos, pero sin renunciar a un diseño atractivo. Latón, basalto y celulosa se combinan con plástico reciclado y aluminio en la zona de la alfombrilla, el interior del techo o los revestimientos laterales. 

Por otra parte, el Mini Vision Next 100 ofrece un alto grado de personalización gracias a lo que el equipo de diseño de Mini ha definido como 'un lienzo que se puede grabar'. En realidad, el Mini Vision Next 100 puede modificar el color del techo, la iluminación ambiental, las proyecciones internas y externas, gráficos y contenidos que se muestran en las diferentes pantallas y, sobre todo, en el parabrisas, cuya superficie también se convierte en pantalla a modo de Head-Up Display gigante. En el parabrisas del Mini Vision Next 100 se proyectan elementos personalizados, incluyendo la trazada ideal de las curvas para otorgar una mayor sensación deportiva. 

El Mini Vision Next 100 dispone de un disco central denominado 'Cooperizer' con controles giratorios que permiten cambiar los colores de la pantalla central, como un caleidoscopio, así como los modos de conducción y el ambiente del interior. Incorpora una tecla 'Inspire Me' que, en función de los datos almacenados del usuario, puede proponer, por ejemplo, la configuración individual del Mini de un artista que le gusta cuya exposición ha visitado hace poco, o una ruta de montaña en la que disfrutar del modo de conducción John Cooper Works. 

También te puede interesar:

Rolls-Royce Vision Next 100: ¿será así el futuro de Rolls?

Alemania prohibirá todos los coches no eléctricos en 2030

¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis