Mini Rocketman

Mini aprovechará la cita del Salón de Ginebra para presentar el Rocketman, un concepto que anticipa las líneas de un futuro automóvil urbano de 3+1 plazas, más pequeño que el Mini actual. 52 años después, Mini recupera la esencia del Classic Mini.
-
Mini Rocketman
Mini Rocketman

El Mini actual, con su longitud cercana a los cuatro metros, no podía competir en la liga de los vehículos urbanos tipo Smart Fortwo o Toyota iQ. El Mini Rocketman sí. Se trata de la nueva apuesta de la marca para el segmento de los más pequeños del mercado, un automóvil de poco más de tres metros de largo (3,40 metros) y una configuración de 3+1 asientos, dependiendo de las necesidades de transporte.

Su diseño tiene el sello inconfundible de la marca, aunque al tratarse de un concept-car se vale de algunas soluciones que difícilmente veremos en el coche de producción. Su carrocería, fabricada en fibra de carbono, es visible en la parte frontal, en las puertas y en el interior. En la parte frontal destaca el gran tamaño de los faros, no más grandes que en el Mini actual, pero al tener menor suficiente que éste último, ganan más protagonismo. Otra de sus innovaciones la encontramos en las puertas que, con bisagras dobles y umbrales integrados, abren en paralelo a la carrocería y permiten un mejor acceso al interior. Un interior luminoso gracias a un techo de cristal, acrílico en el concept, con el dibujo de la Union Jack, como se conoce a la bandera británica.

En la zaga, dos elementos captan la atención visual. Por un lado los curiosos pilotos traseros en forma de arco trapezoidal y con tecnología LED. Por otro, la solución aportada por los diseñadores para aprovechar al máximo el volumen de carga disponible. El portón trasero abre en dos secciones. Una primera, hacia arriba y con un anclaje provisto en la parte central del techo. Una segunda que abre a modo de cajón corredizo y que se desplaza 350 mm hacia fuera de la carrocería.

En el interior se respira el típico ambiente de la marca, con muchos elementos tomados directamente del Mini actual, y con una carga tecnológica, de la que se ve, y también de la que no queda a la vista, importante. La tapicería de piel de los asientos y los listones decorativos de papel doblado y con diodos luminosos protagonizan el habitáculo. Sobre el volante, un instrumento hace las veces de HUD o Head Up Display para proyectar información como el cuentarrevoluciones y el ordenador de a bordo sobre el parabrisas. La consola central, redonda y de grandes dimensiones como en el Mini actual ofrecerá información en tres dimensiones. Además, el volante incorpora un "trackball", como en los ordenadores, en el radio derecho que permite controlar diversas funciones, simplemente girando esta bola.

Galería relacionada

MIni Rocketman

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...