Mini Goodwood by Rolls-Royce

Mini y Rolls-Royce han trabajado juntos para hacer realidad el Mini Goodwood, una nueva versión de fuerte carácter exclusivo que pretende aunar lo mejor de las dos marcas. Su debut oficial tendrá lugar en la inminente edición 2011 del Salón del Automóvil de Shanghai (China).
-
Mini Goodwood by Rolls-Royce
Mini Goodwood by Rolls-Royce

Nueva pieza de coleccionista a la vista, concretamente, para la primavera de 2012, momento en el que está previsto que los afortunados automovilistas podrán disfrutar conduciéndolo. Nos referimos al Mini Goodwood by Rolls-Royce, una versión muy especial del mítico coche británico cuyo debut oficial tendrá lugar en el Salón de Shanghai -este evento se celebrará en tierras chinas del 21 al 28 de abril-.

Esta versión Goodwood es muy especial porque reúne el encanto propio de Mini con la exclusividad y el cuidado del más mínimo detalle propios de Rolls-Royce. De hecho, las dos marcas británicas pertenecen al Grupo BMW, así que no es nada de extrañar la colaboración en su desarrollo. A todo esto hay que añadir la magia del nombre 'Goodwood' para todo aficionado británico, en clara referencia al popular Festival of Speed que se celebra año a año y donde se dan cita los coches más espectaculares del presente y del pasado.

El Mini Goodwood by Rolls-Royce toma como base un Mini Cooper S, aunque con ciertos cambios en el diseño exterior e interior. En el exterior, la diferencia principal la encontramos en la ausencia de la típica abertura de ventilación del capó del Cooper S. Las llantas de aleación de 17 pulgadas de diámetro y con múltiples radios también son uno de los elementos diferenciadores, así como el exclusivo color negro de la carrocería -denominado de forma oficial como 'Diamond Black Metallic'-. Debajo de este maquillaje exterior, nos seguimos encontrando con el motor de gasolina de 1,6 litros turboalimentado con tecnología Twin-Scroll y con una potencia de 186 CV.

En el interior del Mini Goodwood, es donde encontramos más referencias al universo Rolls. De hecho y al igual que sucede en cada una de las joyas del espíritu del éxtasis, el salpicadero y buena parte de los elementos que configuran el habitáculo se han fabricado íntegramente a mano. No faltan, por supuesto, los detalles de alta calidad como el cuero en diversos tonos o la lana de cordero de las alfombrillas, por citar sólo dos ejemplos.

Por último, el Mini Goodwood by Rolls-Royce también presume por un equipamiento propio. En él, destacan faros adaptativos de xenon, sistema de ayuda al aparcamiento con sensores, aire acondicionado automático, ordenador a bordo, un sistema de sonido de alta calidad Mini Visual Boost con equipo de altavoces e Hi-Fi firmados por el especialista Harman Kardom, y un amplio, amplio etcétera.

Galería relacionada

Mini Goodwood by Rolls-Royce

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...