Mercedes SL Brabus

El especialista alemán en preparar modelos de Mercedes presenta su últimas creaciones basadas, en esta ocasión, en el recién estrenado Mercedes SL. Para el que no tenga caballos suficientes todavía, los de Brabus consiguen extraer hasta 730 CV del SL 600. Casi nada.
-
Mercedes SL Brabus
Mercedes SL Brabus

Brabus nos tiene acostumbrados a presentar creaciones que rozan la excentricidad. En este caso, sobre el SL se han realizado diferentes cambios para personalizar aún más el ya de por sí especial coupé-cabrio de Mercedes. De todas las preparaciones, la más espectacular es la que se ha realizado sobre el SL 600 y se denomina Brabus SV12 S. Han logrado nada menos que 730 CV de potencia máxima y un increíble par de 134,7 mkg a 1.320 rpm. –más, incluso, que el Bugatti Veyron-. Aun así, el par queda limitado electrónicamente a 112,2 mkg para garantizar la fiabilidad.

Las prestaciones son de infarto, 0 a 100 km/h en 4 segundos, 10,5 s para alcanzar los 200 km/h y velocidad máxima de 350 km/h.

Para poder alcanzar estas apabullantes cifras ha sido necesario incrementar la cilindrada del V12 de 5,5 hasta los 6,3 litros, remodelándose todo el interior del motor. Asimismo, los dos turbocompresores son ahora más eficientes, al igual que todo el sistema de escape de acero inoxidable con catalizadores metálicos. La potencia se transmite del motor al tren de rodaje mediante la transmisión automática con convertidor de par, que trae de serie, pero reforzada para soportar el incremento de par. También el SL adopta un diferencial autoblocante específico de Brabus que también está disponible para otras versiones del SL.

Como os podéis imaginar, las prestaciones son de infarto. De 0 a 100 km/h en sólo 4 segundos y 10,5 s para alcanzar los 200 km/h. Otro dato que quita el hipo: el Brabus SV12 S puede alcanzar los 350 km/h de velocidad máxima.

Para el ya de por sí exclusivo SL 65 AMG también se ha desarrollado una transformación específica. Se denomina Brabus T 12 S y obtiene 715 CV del 5,5 litros biturbo, obligándose de nuevo a limitar el par a 112 mkg. La otra versión AMG del SL, el SL 63, adopta de serie un V8 de 6,3 litros al que se le puede incrementar la potencia en 40 CV gracias a un kit específico compuesto de una nueva gestión electrónica, filtros de aire deportivos y unos catalizadores metálicos de alto rendimiento. Con todo ello, el SL 63 AMG preparado por Brabus alcanza los 320 km/h.

Para el SL 500, Brabus incrementa la cilindrada hasta los 6,1 litros, la potencia hasta los 462 CV y el par hasta 62,8 mkg de par. Para el SL 280 y SL 350 también tiene Brabus preparaciones específicas.

Junto con las modificaciones pensadas para los motores, Brabus ofrece elementos aerodinámicos y estéticos exclusivos, como salidas de escape, faldones y llantas de hasta 20 pulgadas de diámetro.

Por último, las modificaciones en el bastidor se centran en frenos, que pueden adoptar discos ventilados y perforados de hasta 375 mm de diámetro con pinzas de seis pistones. El sistema de suspensión activa ABC se rebaja en los modelos de Brabus 25 mm más.

Galería relacionada

Mercedes SL Brabus

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...