Mercedes ML 63 AMG

Mercedes-Benz ha facilitado los principales detalles del nuevo ML 63 AMG, la versión más deportiva y potente de este automóvil. Su motor 5.5 V8 biturbo junto a otros cambios técnicos le permiten ser más eficiente, hasta el punto de que este impresionante SUV consume un 28 por ciento menos que el modelo anterior.
-
Mercedes ML 63 AMG
Mercedes ML 63 AMG

Desde hace ya un tiempo, las versiones AMG de Mercedes-Benz también se apuntaron a la deportividad más eficiente. El último ejemplo viene de la mano del nuevo ML 63 AMG, novedad destacada de la firma alemana en el Salón de los Ángeles 2011.

Con los aditivos estéticos y elegantes propios de una creación con el sello AMG, el nuevo Mercedes ML 63 AMG es un paso adelante en todos los sentidos respecto a su antecesor, al ser más potente y eficiente. Esta hiperdeportiva variante del SUV germano monta el ya conocido motor 5.5 V8 biturbo con dos niveles de potencia: 525 CV para la versión 'normal' y 557 CV si va equipado con el 'pack' AMG Performance. El par motor se sitúa en los 71,38 mkg entre 1.750 y 5.000 rpm (77,49 mkg entre 2.000 y 5.000 rpm con el pack AMG Performance). Si comparamos estos datos con los de la versión anterior, enseguida notamos la mejora. Aquí tienes las cifras del ML 63 AMG presentado en 2005: montaba un propulsor 6.3 V8 atmosférico de 510 CV con un par motor que se situaba en 64,24 mkg.

En términos de consumo y emisiones, el nuevo Mercedes ML 63 AMG pasa a consumir hasta 4,7 l/100 km de gasto medio menos -un 28 por ciento menos-, con un nivel de emisiones de 276 g/km de CO2. El consumo medio de combustible declarado se sitúa en los 11,8 l/100 km. Esta mejora en la eficiencia ha sido posible gracias principalmente a la incorporación del nuevo motor -tan 'sólo' pesa 204 kg-, al menor peso total del vehículo -el nuevo ML 63 AMG es 43 más ligero que el anterior ML 63 AMG- y a otra serie de soluciones técnicas, tales como el sistema Start/stop de parada y arranque automáticos del motor y una eficiente y deportiva caja de cambios automática AMG Speedshift Plus 7G-Tronic de siete velocidades. Estos dos dispositivos interactúan entre sí con tres modos de funcionamiento: el primero es el modo 'Controlled Efficiency' que se activa colocando el selector del cambio en la letra C. Con esta opción, el sistema Start/stop está activo, por lo que el motor V8 se apagará y volverá a arrancar cuando nos detengamos en un semáforo; por otro lado, con los otros dos modos, el Sport (S) y el Manual (M), el sistema Start/stop no estará disponible y permanecerá inactivo aunque nos detengamos en un semáforo.

A pesar de que el ML 63 AMG es un SUV, las prestaciones anunciadas son propias de todo un deportivo, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos (4,7 segundos con el pack AMG Performance) y una velocidad limitada electrónicamente a 250 km/h.

Fiel a su naturaleza de SUV, el Mercedes ML 63 AMG incorpora un sistema de tracción integral permanente, con un reparto del par motor de un 40/60 por ciento entre el tren delantero y el posterior. Esta versión tan especial cuenta además con otros dispositivos de ayudas a la conducción, que no sólo sirven para asistir al conductor, sino también para mejorar sus aptitudes dinámicas. Además de los populares controles de tracción y estabilidad, el ML 63 AMG también monta el sistema Active Curve System, un dispositivo cuyo objetivo principal es reducir al mínimo cualquier posible balanceo de la carrocería cuando se afrontan tramos con muchas curvas.

El sistema activo e inteligente de suspensión neumática Airmatic también se pondrá al servicio del ML 63 AMG. Este dispositivo dispone de tres modos de funcionamiento, en los que el reglaje y la firmeza de muelles y amortiguadores varía según el modo elegido. Las opciones de funcionamiento son tres: Comfort, Sport y Manual. Por otro lado, el inteligente sistema de suspensiones también es sensible a la velocidad a la que se esté circulando, de tal forma que la altura de la carrocería decrece cuando se está rodando a altas velocidades, todo ello en pos de ofrecer mayor estabilidad y mejor comportamiento dinámico.

El equipamiento del ML 63 AMG es amplio, tanto en sus elementos incluidos de serie como en sus opcionales. Destacan, por ejemplo, las impresionantes llantas de aleación de 20 pulgadas y cinco radios montadas en neumáticos de medidas 265/45. De forma opcional, se pueden elegir unos 'zapatos' más grandes, en este caso unos neumáticos de medidas 295/35 con llantas de 21 pulgadas. Por cierto, si estos números ya te parecen mastodónticos, lo mismo sucede con los frenos de altas prestaciones preparados por AMG, ya que se han elegido unos frenos de disco perforados y ventilados de 390x36 mm para las ruedas delanteras y 346x26 mm para las ruedas traseras.

El nuevo Mercedes ML 63 AMG llegará al mercado europeo en abril de 2012. El precio para Alemania se sitúa en los 108.885 euros. Por su parte, el pack AMG Performance tiene una tarifa de 7.021 euros.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...