Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet: posiblemente, el descapotable más lujoso del mundo

Con el Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet, la división de lujo de Daimler cuenta con su primer descapotable. Tan exclusivo y lujoso como potente.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet: posiblemente, el descapotable más lujoso del mundo
Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet: posiblemente, el descapotable más lujoso del mundo

Mercedes fabricará sólo 300 unidades —cada una de ellas numeradas— a razón de 300.000 euros cada una de este Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet, el primer descapotable que se venderá con el marchamo de la división más exclusiva y lujosa de Daimler.

Este descapotable de cuatro plazas y con techo de lona que recoge el testigo estilístico del Vision-Mercedes Maybach 6estará listo para la próxima primavera. Toma como punto de partida, como su propio nombre indica, al Mercedes Clase S, del que toma sus proporciones; aunque su motor, por ejemplo, evoluciona respecto al mismo 6.0 V12 biturbo de este modelo o el del mismísimo Mercedes-Maybach S 600: alcanza los 630 CV frente a los 530 de ambas berlinas, igual que ocurre en la versión AMG de ese Clase S. La caja de cambios es la 7G-Tronic y la suspensión, semejante a la de las berlinas de lujo de la marca, incorpora de serie los muelles neumáticos Airmatic con amortiguación variable.

Con este V12 biturbo, el Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, mientras que su velocidad punta es —como es obvio, limitada electrónicamente—de 250 km/h. El consumo medio homologado es de 12 l/100 km, el equivalente a una emisión de 272 g/km de CO2.

Mercedes-Maybach S 650 CabrioletMercedes-Maybach S 650 Cabriolet: infinita calidad en el interior

El logo de Maybach aparece no sólo en la carrocería, sino también en los asientos, reposacabezas, volante o salpicadero.

El interior del Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet, siempre tapizado de cuero —y con nueve colores distintos entre los que elegir—. Este material, acabado a mano, está realizado en torno a la idea de «flowing lines», líneas fluidas, que dan un efecto particular a los asientos de este descapotable.

Cada vehículo de los 300 fabricados contará con acabados individualizados, con algunos de sus detalles ejecutados, como es el caso de las inserciones del salpicadero, con una combinación de artesanía y mecanizado de precisión.

Además, cada Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet está equipado de serie con un juego de maletas producido exclusivamente para Maybach. El juego se compone de dos bolsas de viaje grandes, así como dos bolsas más pequeñas, siempre elaboradas con el mismo cuero que se usa en el interior del vehículo. Incluso en cuanto a su color.

No será el único detalle con el que se entregará a cada uno de sus 300 compradores el Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet, puesto que también dispondrán de un paquete de bienvenida compuesto por un llavero fabricado en napa —también numerado—, así como un certificado firmado por el presidente de Daimler, Dieter Zetsche.

También te puede interesar

Vision Maybach 6: el coupé del futuro es eléctrico

Mercedes-Maybach Pullman, un gigante a todo lujo

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...