Mercedes EQC y Audi e-tron: el duelo SUV eléctrico que viene

Audi y Mercedes ya tienen listos sus primeros SUV eléctricos, lo que supone el banderazo de salida para una nueva movilidad. Te mostramos las diferencias y similitudes entre el Mercedes EQC y el Audi e-tron.
Pablo Mallo -
Mercedes EQC y Audi e-tron: el duelo SUV eléctrico que viene
Mercedes EQC y Audi e-tron: el gran duelo SUV eléctrico que viene

Situado entre el Audi Q5 y el Audi Q7, el nuevo Audi e-tron es el primer coche eléctrico de serie de la marca de los cuatro aros. Es amplio, lujoso y con los últimos equipamientos vistos en los Audi grandes. Con sus 4,9 metros de longitud, ofrece cinco plazas y 600 litros de maletero (más un hueco adicional de 60 litros bajo el capó delantero). Por ahora, su rival más próximo es el Mercedes EQC, que mide 4,76 metros de longitud (similar a un Mercedes GLC, con el que comparte línea de montaje) y un maletero de 500 litros. El Audi e-tron, disponible desde finales de 2018, costará 82.400 euros. El Mercedes EQC llegará a mediados de 2019 y su precio aún no está definido, pero no podrá ser mucho más barato, dado el nivel tecnológico de ambos.

Mercedes EQC y Audi e-tron: motores

Tanto Audi como Mercedes han optado por un esquema similar, compuesto por un motor eléctrico de tipo asíncrono en cada eje. El Audi e-tron llega a rendir 300 kW (408 CV) de potencia combinada, aunque solo durante un periodo de tiempo de 8 segundos (para un adelantamiento, por ejemplo). Durante el resto del tiempo —picos de hasta 60 segundos—, su potencia máxima es de 265 kW (360 CV). El Mercedes EQC homologa la misma cifra de rendimiento que el Audi e-tron, 300 kW (408 CV), aunque con algo más de par motor máximo, 765 Nm, frente a 664 Nm del Audi.

Mercedes EQC y Audi e-tron: el gran duelo SUV eléctrico que viene

Mercedes EQC eléctrico

Para lograr mayor eficiencia, en condiciones normales únicamente funciona uno de sus dos motores, optimizado para bajas y medias revoluciones —el delantero en el caso del Mercedes EQC, y el trasero en el Audi e-tron—. En caso de una gran demanda de prestaciones y a altas velocidades se activa también el otro motor, configurado para responder mejor a altas vueltas.

Publicidad

Mercedes EQC y Audi e-tron: prestaciones

Ambos proporcionan una aceleración de vértigo, a lo que hay que sumar la inmediatez de respuesta típica de los coches eléctricos. El Audi e-tron anuncia un paso de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos, y todavía más rápido resulta el Mercedes EQC, que necesita únicamente 5,1 segundos para la misma maniobra. Al contar con un motor eléctrico en cada eje, la tracción a las cuatro ruedas se gestiona de manera muy precisa, incluso en pavimentos resbaladizos, lo que permite un control milimétrico de la estabilidad. Respecto a la velocidad máxima, está autolimitada en ambos coches: 200 km/h, el Audi, y 180 km/h, el Mercedes.

Mercedes EQC y Audi e-tron: batería, autonomía y recarga

La autonomía es quizá el punto más importante de un eléctrico, pues suele ser su mayor limitación. En este caso contamos con cifras muy respetables: más de 400 km en ciclo de homologación WLTP el Audi e-tron, y más de 450 km en el más optimista ciclo NEDC, el Mercedes EQC, que en la práctica se acercará bastante a su rival. La cuidada aerodinámica de ambos tiene mucho que ver a la hora de sumar kilómetros. El Mercedes EQC anuncia un coeficiente de penetración de 0,29 Cx, mientras que el Audi, de 0,28 Cx. Además de contar con los bajos totalmente carenados, el Audi e-tron puede equipar opcionalmente retrovisores virtuales (mediante cámaras), que mejoran la aerodinámica y permiten un Cx de 0,27.

La capacidad de las baterías de iones de litio es algo superior en el Audi e-tron, 95 kWh, mientras que el Mercedes EQC anuncia 80 kWh, con una diferencia de peso entre ambas de 50 kg, ya que la del Mercedes pesa 650 kg, y la del Audi, 700 kg. Eso sí, al estar situadas en el piso del coche, su centro de gravedad está bien situado.

Mercedes EQC y Audi e-tron: el gran duelo SUV eléctrico que viene

Audi e-tron eléctrico
Publicidad

Para la recarga, los dos pueden hacer uso de la red de cargadores ultra rápidos Ionity que los grupos Volkswagen, BMW, Daimler AG (Mercedes-Benz) y Ford Motor Company han puesto en marcha en Europa (de momento 200 cargadores situados estratégicamente, y 400 previstos para 2020). La potencia de recarga máxima es de 150 kW en el caso del Audi e-tron, y 110 kW en el Mercedes EQC. En enchufes domésticos, lógicamente, los tiempos de carga son elevados, aunque también es cierto que normalmente no agotarán sus baterías en trayectos habituales.

En fases de deceleración también pueden recuperar parte de su energía, invirtiendo sus motores y utilizándolos como generadores, algo que en el Audi, según la información oficial, es responsable de un 30% de su autonomía. El sistema es capaz de regenerar en frenadas desde 100 km/h con una potencia de 220 kW (sólo en deceleraciones de más de 0,3 g se emplean los discos de freno), mientras que el Mercedes EQC lo hace a 120 kW.

Publicidad
También te puede interesar

Eléctrico, con 300 kW de potencia y un formato a mitad de camino entre el SUV y el SUV coupé, el EQC, el primer eléctrico de Mercedes, comenzará a venderse en junio de 2019.

Aún no hay muchos datos desvelados sobre cómo será el futuro SUV exclusivamente eléctrico de Audi, el E-tron que se lanzará este mismo año, pero los pocos proporcionados por fuentes oficiales sorprenden. Entre ellos, está el que hace referencia a su eficaz aerodinámica.

Los concept-car Audi e-tron y Porsche Mission E representan el inminente futuro eléctrico de ambas marcas, pero Audi y Porsche ya trabajan en una nueva plataforma común eléctrica para sus sucesores.