Futuro Mercedes Clase B

Ya está lista la próxima y revolucionaria generación Mercedes Clase B. Llegará al mercado en noviembre y, de momento, no podemos verla en imágenes oficiales. Sin embargo, hemos viajado hasta Stuttgart (Alemania) para descubrir cómo será. Y nos lo han contado. Más dinámica, eficiente y con los sistemas de seguridad de las berlinas de lujo de la marca, rompe con todo lo anterior. Estrenará plataforma y nuevos motores para prometer el mejor dinamismo del segmento.
-
Futuro Mercedes Clase B
Futuro Mercedes Clase B

Completamente camuflada, con lonas opacas ocultando su salpicadero, pero con mucha, mucha información técnica. El nuevo Clase B ya es un familiar real. De momento, Mercedes se resiste a dejarnos ver su imagen definitiva, pero, conscientes de la expectación que comienza a generar, ha dejado que un reducido número de periodistas europeos viajemos hasta Stuttgart para conocer sus entrañas.

Desde luego, se le espera. No sólo porque en muchos mercados (no España) la actual generación Mercedes Clase B llegase en su día a representar, junto al Clase A, hasta un tercio de las ventas del fabricante (hoy ya no); sino porque, además, adelanta ya una plataforma de nuevo desarrollo modular de la que saldrá toda la futura familia compacta Mercedes de tracción delantera, que englobará también desde un atractivo coupé a un pequeño SUV. Ya sin el anterior, caro y revolucionario chasis tipo sándwich con piso plano y sobreelevado que aportaba ventajas en espacio y seguridad, pero abriendo ahora nuevas posibilidades para compartir sus nuevos componentes con las berlinas mayores de la marca… y para la próxima adopción, ya confirmada, de tracción total.

El primer acercamiento al nuevo Mercedes Clase B nos lleva a establecer comparaciones. De momento, sólo se intuye, pero, más estilizado, la silueta nos recuerda a un Clase R en pequeño. Es más bajo que antes (5 cm para 1,56 metros totales), más ancho (2 cm para 1,79 metros totales) y más largo (casi 10 cm). Eso sí, con un capó más alargado no parece que sus casi 4,36 m de longitud se traduzcan hoy en mayor espacio interior. Y es que, tras someter a un tercer grado a ingenieros y diseñadores alemanes, nos terminan por confirmar que, aun suficientemente amplio, recorta ligeramente su espacio trasero para piernas (ahora además con elevado túnel de transmisión que incomodará al pasajero de la plaza central), manteniendo prácticamente su capacidad de maletero (unos 540 litros). No habrá eso sí gran modularidad (nada de fila trasera deslizante) ni grandes huecos de almacenamiento. “Es una nueva interpretación familiar. El concepto monovolumen se ha acabado”, nos confiesan.

<

p>Si el nuevo Mercedes Clase B se presentará en el Salón de Frankfurt para llegar al mercado en noviembre, el futuro nuevo Clase A (más deportivo y con orientación coupé para competir, por ejemplo, con un VW Scirocco) se presentará en el Salón de Ginebra para venderse desde marzo de 2012.

Uno de los aspectos que más ha trabajado Mercedes es la nueva Clase B es en aerodinámica. Hasta 1.100 horas en túnel y 280 portátiles calculando todos los flujos permitirán finalmente un Cx nunca visto en el segmento: 0,26 frente a 0,30 de la anterior generación. Por sí mismo, Mercedes considera que garantiza una reducción de 0,5 l/100 km en consumo real. Pero ¿Cómo lo consigue?

Para empezar, El nuevo Mercedes Clase B ofrecerá, según nos cuentan, un diseño en forma de gota, con contorno del techo en correspondencia a la estructura de unos bajos completamente carenados. Así se evitan mayores turbulencias en la zaga, zona donde se produce mayor resistencia al aire. Pero también llegará una nueva Clase B con menor superficie de ataque frontal, con retrovisores específicos (tomados del Clase C), con tapacubos especiales, con neumáticos de baja fricción, con parrilla de refrigeración inteligente o, por primera vez, nuevas ranuras en las aletas delanteras para reconducir el aire por los pasos de rueda delanteros y evitar remolinos: un sistema parecido al que nos anunció hace semanas BMW en su Serie 1 M. Y eso para empezar, porque meses más tarde Mercedes anuncia un paquete ECO Technology que le permitirá reducir el Cx a 0,24, marcando nuevo récord en la industria. Se conseguirá, entre otras actuaciones, con tren de rodaje rebajado.

Con estas actuaciones, Mercedes pretende lanzar un Clase B muy eficiente, pero también con mucha mayor eficacia en carretera. Y es que el dinamismo es otro aspecto en el que se ha trabajado con intensidad. La nueva arquitectura ha permitido que la futura Clase B rebaje el centro de gravedad (tan comprometido por alto en la actual generación) entre 20 y 30 milímetros. Además, se han revisado las suspensiones, ahora con todos sus elementos no suspendidos realizados en aluminio ligero (es ahí principalmente donde se reducen las inercias), y conformadas por un nuevo eje trasero de cuatro brazos y un optimizado McPherson delantero, en el que se ha trabajado también para la compensación del cabeceo en la arrancada.

El nuevo Clase B anuncia al mismo tiempo mayor firmeza de una amortiguación que, sin ser pilotada, en Mercedes llaman selectiva y que, como en la recién estrenada Clase C, trabaja a diferentes impulsos en función de las ondulaciones del firme. Eso de serie, porque en opción habrá también una suspensión deportiva que rebaja en otros 20 mm adicionales la altura de carrocería.

Siguiendo por las modificaciones técnicas, el nuevo Mercedes Clase B estrena también una dirección eléctrica EPS, con dos desmultiplicaciones diferentes (de serie con 3 vueltas de volante, y en Sport más directa con 2,4 vueltas) y funciones de compensación de viento lateral, corrección al deslizamiento o asistencia para el sistema de aparcamiento automático que se ofrecerá en opción.

Por primera vez en el segmento, el Mercedes Clase B ofrecerá -en opción- sistemas de asistencia de carril, ángulo muerto, luces de carretera automáticas, alertas de cansancio, sistemas Presafe... todos ellos tomados y estrenados en las lujosas Clases E y S. Y de serie con un nuevo sistema precolisión que, controlado por radar, advierte luminosa y acústicamente entre 30 y 250 km/h de una posible colisión, interviniendo también en nuestra frenada incrementando la presión.

Nueva imagen, nueva plataforma, pero también nuevas mecánicas. El Mercedes Clase B estrenará asimismo desde noviembre una nueva generación de motores, aquí en posición transversal pero adaptados ya para su montaje longitudinal. Lo que indica, al menos, que llegarán en el futuro como poco también al Clase C. Y todos turbo, de inyección directa y 4 cilindros en línea

En gasolina, Mercedes nos confiesa que ha adaptado la tecnología de inyección de sus nuevos 6 y 8 cilindros para inaugurar (bajo código M270) un nuevo propulsor de 1,6 litros de cilindrada, con alta relación de compresión (10,3:1) y gran elasticidad. Sobre el Clase B se anuncian para empezar dos variantes: 180 BlueEfficiency de 122 CV a 5.000 rpm y 20,4 mkg de par máximo entre 1.250 y 4.000 rpm; y 200 BlueEfficiency de 156 CV a 5.000 rpm y 25,5 mkg de par máximo entre 1.250 y 4.000 rpm. En el futuro sobre este bloque se aumentara cilindrada hasta los 2,0 litros en un nuevo motor que llegará a la Clase C.

Ya en Diesel, el futuro Mercedes Clase B estrenará también una nueva evolución de los motores 220 CDI del actual Clase C, pero ahora con 1,8 litros de cilindrada y código OM651. Y también en dos variantes diferentes: 180 CDI de 109 CV entre 3.200 y 4.600 rpm con un par máximo de 25,5 mkg entre 1.400 y 2.800 rpm; y 200 CDI de 136 CV entre 3.600 y 4.400 rpm con un par máximo de 30,6 mkg entre 1.600 y 3.000 rpm.

Todas las mecánicas de la nueva Clase B de Mercedes tendrán sistema Stop/Start y llegarán asociados a cambios manuales de 6 velocidades o a la nueva caja automática 7G-DCT de doble embrague (ambos en baño de aceite). Lista ya para soportar un par máximo de 35,7 mkg, tendrá tres modos de conducción (Economy, Sport y Manual), levas de cambio secuenciales tras el volante (allí también se ubicará la palanca) y anuncia ser un 9% más eficiente que una caja tradicional CVT. Conocidos todos sus detalles técnicos, ya sólo queda ver la imagen de la futura Clase B y, lo que es más importante, conducirla. Visto lo visto, prometer, promete. Continuará…

Galería relacionada

Mercedes Clase B previo

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...